miércoles, 3 de junio de 2009

Lectura emergente: Un poeta nacional de C.E. Feiling


La entrada anterior de este blog se refería a El periodista deportivo, para hoy pensé en escribir la 2º parte pero apareció otro libro. Olímpicamente, como si un desconocido hubiera atravesado  el living de casa hasta el equipo de música y, descarado, hubiese pulsado stop del Aiwa en el cual yo escuchaba una música porque sí, para colocar otra música, su música; así se declaró la lectura de la novela de C.E. Feiling llamada Un poeta nacional, de la mítica colección NARRATIVAS-ARGENTINAS, editorial Sudamerica, 1993.
Puedo decir y no jactarme de haber leído a Bizzio, Guebel y ahora Feiling. De los tres sólo leí un libro, insuficiente para trazar un comentario basado en el rigor de la lectura asidua y el pensamiento decantado. Feiling, creo entender, es un referente pero no alcanzo a ver en qué.

Un poeta nacional hace referencia al señor Lugones, facho nuestro de la primera época, pero solamente en el título, nada más, porque después la línea de la novela se dirige por caminos ajenos a la vida del poeta nacional.
Si me preguntan cómo escribe Feiling les respondería: raro, mezcla de Borges y una voz que no dilucido. Alejado de Aira, Piglia y Fogwill.
En lo que  respecta a su temática, cercano a la moda de los 90, con las novelas históricas argentinas del tipo Rivera, Rawson, Saer en menor medida, Aira en medida paródica y otros en aparente convivencia con la literatura.
La novela Un poeta nacional es una historia de aventuras donde hay:
- una misión que cumplir
- una orden
- una chica de senos grandes
- un malvado
Pero el argumento no se reduce a estos puntos ingratos, hay una excelente trama y tratamiento del espacio y el tiempo que convierten a la lectura de la historia en atrapante por su buen manejo de los elementos del policial.
Un poeta nacional es una novela política y qué novela no lo es, ( hay algunas ) se basa en la idea de que a la historia argentina la inventaron los escritores ( Sarmiento, Mitre, Mansilla )El héroe poeta, a la manera del Cid, se conduce a la tierra del faro del fin del mundo y se encuentra con anarquistas, ingleses, onas, una prisión, milicos h de p y una mujer de cabellos de fuego que posee una biblioteca harto interesante. Hay mucho latín, no olvidemos que Feiling era profesor de esa lengua.
Si se topan con esta novela pueden animarse a leerla, es buena, interesante si saben de historia de la literatura argentina y si conocen la tesis de ese libro que circuló por los noventas llamado La invención de la Argentina. A mí me gustó simplemente por cómo está escrito.

10 comentarios:

marichuy dijo...

Mariano

Sabes? No me parece tan mala idea el que la historia de un país la inventen los escritores. La otra opción es que la inventen los invasores/conquistadores/saqueadores. Ya lo dice el dicho: la historia la escriben los vencedores.

Saludos

taparoja dijo...

está novela me tienta un poco más.
tomo nota!
saludos sr. mariano!

Andromeda dijo...

A mí me tienta muchísimo, Mariano, y más porque se trata de descubrir a buenos escritores que desconozco.
Ya tengo ubicado un libro suyo que se llama, El mal menor.

¡Un saludo!

e. r. dijo...

hola, mariano

anoto este escritor, que ojalá en algún recorrido encuentre en usados, que son, según veo, los mejores lugares donde conseguir ejemplares de la colección narrativas-argentinas. con esto lo que me dí cuenta es que por un lado estos escritores reciben buenas críticas, por lo cual durante un tiempo están bien estimados en las librerías y cuestan caro, pero después, como venden poco (¿quién arriesga $ 40 por un escritor que no conoce?), pasan a formar parte de las mesas de saldos. lo último que leí de esta colección es un libro de tabarovsky, que espero oportunamente comentar.
un placer leerlo, como siempre.
saludos

mariano skan dijo...

Marichuy: la 2º opción es la cierta la que siempre imperó mientras que la primera es una idea romántica y a veces pactada con los grandes conquistadores.

Taparoja:ayer saqué de la biblioteca pública un libro que siempre intenté leer de este mismo autor llamado El agua electrizada, veremos que sucede.

Andrómeda:El mal menor no lo puedo conseguir en formato libro de papel, creo que lo tengo en un archivo .doc, pero salvo a Philip Dick y a otro que no recuerdo, no puedo leer de la pantalla.

e.r: es verdad, Feiling es muy querido en el grupo de Guebel, Bizzio y de me debe estar olvidando algún otro. Latinista, intelectual de los 90, un perfil bastante reconocido por aquellos tiempos.
En el supermarket siempre veo en la jaulita de los libros un ejemplar de Tabarovsky, qué dice, lo compro?

Richard dijo...

Hola, Mariano: ¡Qué buena reseña! Aunque Feiling es un nuevo nombre para mí, tú me has dado ganas de leerlo su libro con tus referencias citadas...e incluso la mención del estereo Aiwa. Por eso, quiero decir: el toque personal. Eventualmente tendré que leer Fogwill también (¿su novela "Los pichiciegos" sería su mejor?), pero parece que estoy acumulando más recomendaciones que tiempo libre en estos días. ¡Saludos!

Ojaral dijo...

Me acuerdo que en los '90 era muy estimado por la redacción de Clarín. Creo que me quedó la imagen de buen tipo, pero poco más. Habrá que ver, como dice Ever, si aparece en alguna mesa de usados.
Saludos!

e. r. dijo...

Mariano,
le Las Hernias.
Me pareció muy inane. Creo que es así y no tiene otro adjetivo posible. Como comer cartón. En todo caso, paradójicamente, me dieron ganas de leer otro. Ja.
Saludos

mariano skan dijo...

Hola Richard: leí Los pichiciegos, una novela genial, un universo imaginado antes de la guerra, según Fogwill.

Ojaral: libros de Feiling en saldos no hallé sólo en compra-ventas o canjes por $15, acá, en la zona. Estaría bueno que le eche un vistazo.

Ever: entonces qué hacemos con Taba, hasta creo que es ese el título que vi en la calesita del super.

saludos

Matías dijo...

Feiling es un gran escritor. Dejo dos posts que subí en mi blog sobre Feiling: uno con el primer capítulo de su novela de fantasy inconclusa La tierra esmeralda y otro con un fragmento de su novela de terror (para los que dicen que no hay literatura de terror argentina) El mal menor. Saludos!

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs