viernes, 25 de marzo de 2016

Repaso de lecturas


Cuento los cuadernos Rivadavia. Son como 19.  Desde el punto de masa infinita, pasando por la revolución libertadora hasta la asunción de MM.
El año pasado encontré una serie de cuadernos R. temáticos, con tapas de los años 30 y fechas emblemáticas. Estaban caros, compré dos solamente.
Ahora tengo un cuaderno de hojas rayadas, tapa celeste, réplica de los años 70?. Prefiero los de hojas lisas, tapas amarillas.
A mí me parece que Rivadavia fue medio garca, no sé Laprida, la otra marca de cuaderno, cómo se comportó en la historia argentina.
Durante un tiempo escribí en un cuaderno Gloria, una  lágrima de objeto de librería. Se ajan las hojas, se sueltan  las tapas y se vuelven hepáticos en menos de un año.
En esencia, el cuaderno Rivadavia pretende ser un diario de lectura, pero describirlo así es pretencioso.
volver a escribir sin borronear

------------------------------------------------------------------------
Repaso de lecturas.( extractos del QR )
 Estrella distante- Bolaño, Anagrama- libro magnífico aunque breve, 147 páginas de historias  donde desfilan, vuelan, trepan, huyen poetas descarados y asesinos. El golpe del 73 en Chile inicia un escenario de persecución, atrocidad y locura. Cualquier coincidencia con la historia argentina es casualidad castrense. La distorsión se da en todos los ámbitos y los que ahora gobiernan e intentan poner orden no hacen más que embrutecer.
Bien podría haberse llamado esta novela Historia de un hijo de puta pero sé que este tipo de títulos solo atrae a Pron y a su editor. Me atrevo a decir que por momentos el poeta mal bicho de ED presenta a sus asesinatos como  instalaciones y proclama a sus crímenes como  obras de arte ( nunca leí a De Quincey )
Novela de poetas que vuelan cazas de la segunda guerra mundial, lisiados, eruditos, detectives, muchas revistas literarias, itinerarios por países europeos, exilio, generales de la Revolución Rusa y la vendetta.

Y ahí estaba, en pleno verano leyendo al chileno, tumbado en la arena, cuando en un  paseo por la playa me topé con una lectora de Bolaño. Estaba sentada en una reposerita de esas que son como una ele chiquita que  encuentran equilibrio en un solo punto. Actué  como si me hubiera encontrado con un hincha de Boca; iba a tenderle la mano en señal ¿ señal de qué ? bueno, al menos decirle : que buena onda Arturo Belano y Ulises Lima! ( de los más salame ) en busca de  la poeta Tinajero por un México violento; quedé ahí, imaginando la escena: el hombre ridículo que intenta comunicar algo a la lectora-Bolaño. Le dije algo al pasar que no la asustó, porque la gente se asusta si un extraño se le para al lado y le sale con fritas. ¿Y vos quién sos ? ¿qué bicho te picó ? ¿acaso la gente no puede leer a Bolaño sin despertar curiosidad ? No podía hablar de la simultaneidad de lecturas. 
------------------------------------------------------------------------

 Después están los dos libros de William Goyen que imponen sus atmósferas cargadas de extrañeza.
 Goyen  coquetea con la rareza: mujeres barbudas, el abuelo saltimbanqui, el profesor enano que huye de las piedras de sus ocasionales alumnos a refugiarse en una casa de muñecas, el ermitaño que trepa a lo alto ¿ Qué buscan los personajes de Goyen ? ¿ Compasión ? ¿ Redención ? 
Goyen pone el foco de su narrativa como Arbus el objetivo de su cámara, en el costado inesperado de las personas. Arbus utilizando la técnica del flash, Goyen lanzando agua sobre la superficie para que aflore el salitre de sus conductas inopinadas.
Goyen amigo de Capote, admirado por Joyce Carol Oates y reflotado por editorial La compañía. 

------------------------------------------------------------------------

Imposible no entrarle al Murakami del verano. Estaba ahí,  en el quinto peldaño de la escalera, aguardando su tiempo de ser leído. Pero los cuentos de Murakami no son una premura. Urgente es correr al baño, llenar el tanque de nafta en Choele Choel, espantar los tábanos en el lago Guillelmo, salar el matambre que se cocina vuelta y vuelta.
Tuve la oportunidad de leer una reseña de Hombres sin mujeres en el blog de Pollo. aquí , como siempre, original y completa.
Samsa enamorado es el cuento que más llama la atención. Mucho se escribió sobre Gregorio Samsa y su metamorfosis, algunos llegaron a dibujar el insecto con la descripción del cuento original y se sabe que ¡ni parecido! a una cucaracha es el tal Gregor. En el libro de Morábito, El idioma materno, el autor da cuenta de la angustia que siente Samsa al no poder ir a trabajar con ese aspecto. Murakami invierte los términos, se pone un tanto goyenesco, ya no es un hombre bicho sino un bicho hombre que al despertar no sabe dónde está, quién es; tiene un apetito voraz, come con la mano y cosas afines que le sucederían a un bicho que se convierte en hombre de la noche a la mañana. El narrador idea una situación :  la visita de una cerrajera jorobada a la casa donde despertó el hombre reciente. Samsa, se supone que no conoce a las mujeres, se pone tieso es decir : llave, cerradura, campo semántico...
 No cuento más pero no es lo que parece.
El cuento Kino puede que se parezca al Murakami que conocemos. Hay elementos fantásticos hasta debajo de la cama. Hay una tía protectora, un hombre de pasado innombrable ( me parece que se me están mezclando los cuentos ¿ importa ? ) una mujer rara y la malicia que anda dando vueltas.
Mi recuerdo vago de los otros cuentos que conforman Hombres sin mujeres, Tusquets, 267 páginas, no me permite que avance.


-----------------------------------------------------------------------


6 comentarios:

Richard dijo...

¡Hola Mario! Tengo muchas ganas de releer "Estrella distante", mi primer o segundo libro de Bolaño y todavía uno de mis favoritos después de los dos gruesos y "La literatura nazi en América". Qué historia divertida acerca de la lectora de Bolaño en la playa también. Sigo enojado con Murakami luego de la nefasta "Kafka en la orilla", pero tal vez acabaré ajustar cuentas con él después de este año. ¿Quién sabe? ¡Saludos!

mario skan dijo...

Hola Richard. jo¡¡ a mí me gustó Kafka en la orilla con esos gatos parlantes e íconos que salen de botellas de whisky y cajas de pollo frito.
Me dijeron que Nocturno de Chile es un libro genial, así que ando tras sus pasos pero todavía debo terminar su titánica novela 2666.
saludos

María dijo...

De Murakami solo leí el de correr...y no estaba mal, entraban como ganas de ir y participar en carreras, pero tal vez, me quedé como corta. Pensé...¿ya está? Bueno, quizá no leí este otro libro que nos recomiendas; Hombres sin mujeres. El título ya me echa algo para atrás...pero habrá que darle una oportunidad...
Bolaño...siempre se me resiste...y mira que quiero ampliar miras...pero siempre hay alguna lectura de esas de hace otros siglos que me impide estar en el veinte...y leer a grandes como Bolaño, Cortazar, etc. Los ojeo, pero me quedo en pequeñas lecturas...

A Goyen no le conozco, pero pondré remedio...lo que dices sobre él y a quién le suele gustar, me llama la atención. Son cuentos...no? Espero darme la mano con él, y tratar de mantenerme alerta.

Buenas noches desde el hemisferio norte y desde el inicio de la Primavera...

mario skan dijo...

Murakami, tantas veces en el ojo de la tormenta del Nobel y la verdad que no tiene el perfil político para recibir ese premio pero sus libros son divertidos, entretenidos, ayudan a pasar el rato con el ese mundo oscuro.
Goyen es oscuro también, pero tiene otro tipo de oscuridad como de freak de circo y su soledad.
Saludos desde el Hemisferios austral, y como dice un cantante, en la estación en la que todas las hojas son del viento.

Valeria dijo...

Hola MArio, muy buena tu entrada. Me copó Estrella Distante, lo elegí justamente por su brevedad, para conocer algo del autor y me copó.
De Murakami me encantó "Los años de peregrinación del chico son color", una vuelta a un Murakami un poco mas "realista" aunque sus toques de "cosa rara" están presentes.
Leí unos cuanto que no reseñé, la verdad me da fiaca el blog, pero també me da cosa cerrarlo, asi que ahí está: Una cosa mas pendiente y van...
Ahora copada con Schweblin, con sus cuentos. Y leyendo uno viejísimo de Editorial Robin Hood que conseguÏ en una Feria Americana.

Hablando de rarezas: ¿Viste los dibujitos de "Gravity Falls"? ... Alucinante! Creo que Canal Disney, pero una cosa imperdible. Y otra obra de arte televisiva "Horace & Pete" la nueva serie de Louis C.K

Bue.. no escribo en el blog y hago las recomendaciones acá, qué desubicada! jaja
Saludos

mario skan dijo...

Valeria Tantos siglos!!!!!!
Da pena cerrar el blog, a quién no se le ocurrió alguna vez ?
Pero siempre está ahí, vamos a leer el diario y está ahí, pagamos las cuentas por home banking y está ahí. A esta altura de mi vida creo que me voy a ir pal otro lado con el blog que, curiosidad aparte, ya tiene 8 añitos, como mi gato casi.
Copio tus recomendaciones.
y buee... a seguir escribiendo.
Leí de Schweblin Pájaros en la boca, muy bueno. Me enteré que sacó otro libro pero aún no doy con él.
Saludos Cipolleños directo para la Comarca.
Nos leemos.

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs