jueves, 14 de agosto de 2014

ERA UN PUEBLO CON FÁBRICA Y PAMPA

Un milico de la revolución fusiladora tiene a la mujer más bella del pueblo en opinión de la muchachada( tiene es una palabra muy pretenciosa ). La mujer es copada no sólo por su belleza voluptuosa sino por su personalidad fuera de serie, avasallante y lo que se quiera incluir al listado de términos,   en un pueblo de provincia que creció a la vera del ferrocarril y una fábrica que se llama Glaxo.

La vida del pueblo es rutinaria: la barra de los muchachos que se encuentran en el bar. La ida al cine a ver una de pistoleros. Un viajecito  en tren a Buenos Aires. Salir de caza, pesca o andar a caballo por la pampa. La vida es  monótona. Hasta que un día la serie de sucesos aburridos se interrumpe, se triza por  circunstancias que el destino antepone y el muchacho de pueblo de esta novela breve,   se halla frente a la  mujer impresionante, distinta, con dueño ( bravo el trompa )que le da calce y lo aborda  . Si contara la  aventura  en el bar los muchachos no le creerían.Pero lo que parece una hazaña se convertirá en sentencia cuando el marido engañado intente elucidar lo que una corazonada le dice.

Glaxo de Hernán Ronsino puso de relieve mis defectos de lector. Soy desatento y en este caso tuve que volver nuevamente sobre episodios para componer situaciones. 

De armado minucioso. Novela genial.

2 comentarios:

Richard dijo...

Apuntado, Mario. Me parece muy interesante cómo la monotonía se interrumpe de repente y de de cómo un jardín de senderos que se bifurcan (si me permitís la expresión) se aparece. Yo había entendido que "Glaxo" era un buen libro anteriormente sin saber nada de qué se trataba. Otro libro para la lista. ¡Saludos!

mario skan dijo...

La estrucutra de la novela es muy buena además tiene varios anzuelos que enganchan en diferentes direcciones, hay un mundo Puig con el cine del pueblo y una referencia clara( imaginada ) a uno de los personajes de Operación masacre. Esta bueno ese juego. saludos Richard

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs