miércoles, 16 de julio de 2014

ALGO HA CAMBIADO

Imagen tomada de Internet



Hay libros que no te sueltan, no te largan por más que uno prefiera leer otro. No sé cómo se da ese fenómeno pero El común olvido de Sylvia Molloy editorial Norma colección la otra orilla es uno de ellos. Hace tiempo me había pasado la mismo con la novela de J. P. Feimann, La crítica de las armas,  que lo comencé a leer por la mitad un verano inclemente junto a la pileta del club y no la largué hasta el final.
No conocía nada de Molloy salvo que tiene el  mismo nombre que una obra de Beckett. Nada más. Una profesora de comunicación me preguntó si tenía su obra crítica. Nopo. 
El común olvido es la historia de Diego, un argentino que emigró hace 20 años junto a su madre a EEUU por cuestiones familiares, y regresa a baires a cumplir el último deseo de su madre muerta: que sus ceniza sean desparramadas en el río de la Plata. Sin embargo Diego siente que hay tantos baches en su memoria argentina que emprende una tibia busca de respuestas que lo llevarán a la verdad de varias cuestiones que él tenía irresueltas. Compartirá charlas con la familia paterna de ascendencia británica, recorrerá en el colectivo 60 un baires ajeno y desconocido. Conocerá a través de los amigos de su madre, a esa mujer que un día decidió partir a EEUU junto a él e instalarse en una casa a pintar.
Excelente novela que se desarrolla en Buenos Aires pero también meterá sus uñas en Nueva York y en el  París de la posguerra.

7 comentarios:

Richard dijo...

¡Hola Mario! Estaba pensando en leer "En breve cárcel", de Molloy, libro anterior a éste, hace un rato, pero no tenía el tiempo para dedicarmelo. De todos modos, me has despertado las ganas de leerlo de nuevo con esta reseña tuya; "El común olvido" parece tener toda la complejidad de lo que yo esperaba encontrar en una novela de la autora. ¡Saludos!

Andromeda dijo...

¡Qué interesante, Mario! No he leído nada de Molloy pero esta obra bien podría tratarse de uno de tantos inmigrantes mexicanos. Saludos.

mario skan dijo...

Me gustó mucho Molloy así que voy a empeñarme a encontrar otra de sus obras. Dicen que sus ensayos son muy buenos. Saludos Richard.

Interesante como realiza la construcción de la memoria, de cada recuerdo, de cada testimonio que escucha y curiosamente deja de lado las cartas del padre y un diario materno que teme leer. Saludos Andrómeda.

Anónimo dijo...

Wow, fantastic blog layout! How long have you been blogging for?
you make blogging look easy. The overall look of your website is
magnificent, as well as the content!

Feel free to visit my web blog :: Huacatay

Teresa dijo...

Me encanta la historia que nos cuentas, además de descubrir un nuevo escritor.
Este tipo de historias me fascinan, voy a buscarlo, espero encontrarlo aquí en España.
Un saludo
Teresa

mario skan dijo...

Hola Teresa: la visión de un exilio voluntario, la vuelta a un país que cambió rotundamente, la manera en la que está construida la trama convierte a esta novela en una lectura amena.
Saludos Teresa.

www.loslibrosdeteresa.wordpress.com dijo...

Lo busco por librerías y no lo encuentro, no pierdo las esperanzas. Ya te contaré.
Un saludo
Teresa

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs