lunes, 27 de enero de 2014

Lecturas antes del verano

No fue lectura de verano sino de mediado septiembre o quizá antes. Yo venía de escuchar y luego leer las traducciones de unas canciones que me solicitaban atención para advertir que esas letras se basaban explícitamente en el factor críptico, en el videoclip con imágenes editadas con colores estridentes y mucha cámara lenta hacia atrás. Es la tendencia pensé. Así como ocurre en la música la literatura no escapa. Es por eso que hay veces que nos topamos con libros que son complejos de desentrañar como es el caso de Agape se paga, especie de historia de la pianola y demás hierbas circundantes. Otras veces nos  hallamos frente a la exploración de un objeto hasta su detalle ínfimo, como un agotamiento o una búsqueda exacerbada de lo obvio: descripción de una plaza o de un colectivo como es el caso del libro de Gandolfo.
Qué cosas pueden ocurrir arriba de un colectivo, qué imágenes copadas se nos presentan desde la butaca del lado de la ventana, habrá sitio para el enamoramiento, el encuentro con una mujer bella e inteligente pero no solo eso además que de bolilla. ¿ y qué tal está el tapizado, el cuero hará transpirar?. Menos mal que ahora el aire acondicionado es  un sonido más del ómnibus, un traqueteo novo. Una vez que nos instalamos en el cole, picado el boleto, sacamos el libro de la mochila, ese mamotreto de mil páginas del que perdimos el señalador. Otras veces preparamos el mp3 con un poco de Los cafres para que  las ondulaciones que suele tener el camino se integren al movimiento de la música sino nos predisponemos a escuchar el compilado que dejó alguien para escuchar y hay de todo hasta una versión del conocido himno de Sergio Denis Te quiero tanto pero con una variedad; te quiero tonto, muy divertida . A mi particularmente en los viajes me da por la música tranqui, con muchos colchones y melodías repetitivas como Bluebird off hapinnes, ahí ladeo la cabeza hacia la ventana y el paisaje por más que sea una letanía patagónica se torna un familiar en apuros pero que por dentro está solucionando el problema. No dejo que la depre avance, corto enseguida. Y entonces viene la película, trucha o de cd grabada con algo de dignidad digital, casi siempre una película ligera pero que no deja de ser un entretenido elemento para el sueño. Ah que sería todo sin la dualidad ...y las estaciones de servicio para comprar jugo baggio.
 
Imagen tomada de Internet.
De todo eso versa este libro de Envio Gandolfo pero estoy seguro que me olvido de algún tópico: ¿viajes con lluvia ? ¿por qué viajamos ?¿ empresas de colectivos ?
Editado por Interzona, Ómnibus de Elvio Gandolfo.

No hay comentarios:

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs