lunes, 25 de noviembre de 2013

Las tres tapas de El mármol y un comentario

Hay una película que se llama Súper 8 que recrea la estética de los 80' en la que un tren  militar descarrila en un pueblo yanky y entre el desastre de mercadería desparramada por el piso unos niños que estaban por ahí, en el momento del atentado  ( porque es un atentado ) encuentran en el piso fragmentos de piezas de un material blanco ( puede ser telgopor, mármol, vidrio, etc ). Esas  piezas, con el correr del film resultan ser partes de una nave espacial. Fin del episodio.
Imagen de Internet

En el libro de Aira El mármol : La bestia equilátera, 2011, editado con tres tapas diferentes: varios sapos, imágenes de la china de Mao y un texto, ocurre algo similar pero me adelanto. 
La trama de la novela transcurre en Flores, el barrio del escritor de Pringlés. Un hombre de clase media realiza una compra en un supermercado chino y de vuelto de la misma le dan a elegir algunas chucherías. El tipo elige, entre otras cosas: unos ojos de juguete, un blister de proteínas (¿ existen los blister de proteínas ?) una cámara de foto en miniatura, algo que me estoy olvidando y bolitas blancas que el narrador se empeña en nombrar hasta el cansancio como glóbulos y efectivamente, en la trama son glóbulos de mármol. La aventura del comprador del super chino continúa y cada pieza que fue tomada como el vuelto de su compra le servirá en su epopeya en la que se involucra una pandilla de chinos delgados, una carrera en moto, un sapo de piedra con ojos colorados y una cantera de piedra en pleno barrio de Flores de la ciudad de Baires.



Como en otras novelas de Aira la ocurrencia disparatada en la trama gana preponderancia en la voz de un narrador atildado y correcto que no es otro que el comprador, un hombre medroso y reflexivo que queda trunco, con los pantalones bajos e intenta recordar por qué está en esa posición.

Como dijo un amigo Aira se vale de los argumentos de algunas películas o novelas para parodiar: en este caso la película super 8 le vino al pelo. Descreo de su hipótesis pero está cerca.

3 comentarios:

Andromeda dijo...

Tomo nota, Mario, solo le he leído Cómo me hice monja, que me gustó bastante.
¡Un saludo!!

mario skan dijo...

Aira es muy prolífico aunque la mayoría de sus novelas son un disparate siempre tiene unas joyitas.
saludos

Leox dijo...

Lei marmol hace un par de meses a mi mi gusto están en las buenas de Aira , hace rato que quiero conseguir balverde y no encuentro por ninguna parte.

Me gustan las entrevista de Aira es riflero pero con onda

saludos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs