jueves, 18 de julio de 2013

Un king

 Muchos dicen que el primer King es mejor que el actual y cuando dicen eso se refieren a  libros como Carrie, IT y algún otro. Por mi parte solo leí dos libros de Stephen King: IT y recientemente 22/11/63 ( uno de los primeros y uno de los últimos ).
La primera impresión que tengo de la última es que, indirectamente, hace referencias a dos películas: El efecto mariposa y Volver al futuro. Tal vez haya más de ésto pero mi cultura cinéfila es limitada. Segunda impresión de 22/11/63, si te gustan las películas pochocleras es probable que leas un King sin chistar, entretenido y veloz hasta el final como me pasó a mi que  me gustan las películas de ese talante.
22/11/63 es una novela de ciencia ficción en la que su protagonista viaja en el tiempo ( al pasado ) con una meta: evitar el asesinato de Kennedy. Sin embargo el primigenio objetivo se curva, como la luz, y el saneador temporal quiere meter la cuchara en varios casos.
El asunto de los viajes comienza cuando un amigo del protagonista, cansado de viajar en el tiempo,  le pasa el dato: mirá,  en el local que tengo hay un agujero de madriguera como el de Alicia que cuando pasas al otro lado caes en 1958 ( no me acuerdo el mes ). Cada vez que volvés del pasado en el presente sólo transcurrieron dos minutos. Por último,  cada viaje nuevo es un reinicio y siempre caes en 1958. Punto. Así planteadas las cosas, el héroe vagará por los últimos años de la década del 50 y los primeros años de la década del 60.
Una novela pochoclera si hay un rubro para ellas. Lejos de ser un libro que obnubile, te deje de una pieza o algo por el estilo, 22/11/63 tiene un narrador que no deja ningún sobre entendido en pie, se comporta de manera similar a la escena de la película Depredador en la que el soldado ( Arnald S.) está metido en un aprieto justo cuando el guerrero de otra galaxia está muy cerca suyo pero hay algo que hace que el alienigena no pueda detectar al soldado, es algo muy evidente, todos en la sala del cine lo advierten, no hace falta que Arnold suelte la frase: no me puede reconocer.
De igual modo 22/11/63 me pareció una novela entretenida.


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs