domingo, 9 de junio de 2013

Una novela china de venganza



El asesinato de 18 ancianos y un niño en un pueblo perdido de Suecia pone de manifiesto que algo anda raro por esos lares. De inmediato la policía local pone el grito en el cielo y jefe del depto de la zona, un remilgado inútil se hace cargo de la situación. La policía encuentra en medio de la nieve una cinta roja.Primera pista.

Así comienza El chino de Mankell ( Túsquets ) y de ahí  en más el asunto de los asesinatos remontará la historia hasta finales del siglo XIX y como un sismo que golpea las entrañas de la tierra, recibirá sus cimbronazos en la época actual.¿ Como hará el narrador para meternos en este asunto? se servirá de dos diarios escritos  por personas diferentes, un sueco malvado que oficia de capataz en uno de los tramos de la construcción del ferrocarril en Estado Unidos y la otra persona es un chino que narra su experiencia. Primero como paria de su aldea, luego como esclavo de sus propios coterráneos hasta su experiencia en América. Ambos personajes contemporáneos ( fines del 18--): oprimido y opresor.
 
Imagen tomada de Internet
Es a través de la lectura de  los diarios íntimos, por decirlo de alguna manera,  en que otros dos personajes de la actualidad ( 2000 y pico), un chino miembro de la clase dirigente de su país, abocado a construir una nueva imagen internacional para la gran nación asiática y una jueza sueca, ocupada en recordar su pasado maoísta como en una de las película de Godard,  van tejiendo una historia que se muestra polifacética a decir: política internacional china, estado de la justicia en Suecia, picor de la juventud maoísta, crisis matrimonial a la sueca, relato de esclavos tanto del lado asiático como en América,  confusión africana.

Novela de largo aliento en el aspecto argumental, El chino se presenta como una conspiración,  a todas luces internacional. Antes que se resuelva el crimen el lector habrá indagado la cabeza de una jueza sueca y la de un empresario chino.
Me gustó el libro.




2 comentarios:

Valeria dijo...

Mirá, este año me sumé a reto de lectura que entre otros puntos propone leer a "una autor que te de rabia"... inmediatamente pensé en Henning Mankell. Leí "Cortafuegos" hace unos años, y me gustó. No me enloqueció, pero me gustó. Después le regalé a mi abuelo "La Quinta Mujer"... y descubrí que era igual!!! Es decir: Mankell arma todos sus libros de la misma manera, con muchas historias que parecen no relacionarse pero se relacionan al final...
No sé si te acordás del juego ochentoso "El Cerebro Mágico" que tenía las preguntas de un lado y las respuestas del otro y cuando coincidían se encendía una lucecita. Al poco tiempo todos nos dábamos cuenta de que había unos circuitos en la base, nos aprendíamos los circuitos y acertábamos todas las respuestas. Bueno, Mankell es "El cerebro Mágico" de la literatura.
Y me da rabia porque igual sus libros están buenos. Y son entretenidos.
Qué bronca que le tengo a Mankell.
Este año me leo uno.

mario skan dijo...

Hola Valeria: si que recuerdo el Cerebro mágico y sus circuitos, me gustó ese paralelismo. Bueno, es la primera novela de Mankell que agarro y también creo que va a ser la última porque a las novelas policiales usualmento las dejo de lado.
Pienso en algún escritor que me de rabia y no me sale ninguno, ya va a aparecer, seguro.
saludos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs