sábado, 16 de marzo de 2013

De engaños y venganzas: Las primas

En una de mis asiduas visitas a la biblioteca pública di con el ejemplar de Aurora Venturini, a la que desconocía completamente, Las primas





De la autora me enteré que fue amiga de Evita, expulsada en el 55 por la revolución fusiladora radicada en París donde hace contacto con el círculo intelectual de Sartre.  Psicóloga de profesión ( ¿ esto último lo inventé ? )


Venturini tiene 90 años. Señora mayor escribe novela inusual publican las revistas . La autora asegura que al leer Las primas varios lectores van a caer de espaldas. Es una promesa. Mete presión a los lectores que asisten regularmente a la biblioteca en busca de novedades. Me vengo con la novela. 

 El título me hacía ruido. En la década del 80 había un grupo musical con ese nombre: "Las primas ", integrado por exuberantes mujeres teñidas: rubias, morenas, pelirrojas. Lograron meter un hit: Sacá la mano Antonio. Las primas se presentaron en  programas de tv y actuaron? en una película de Enrique Carreras.


La novela de Aurora Venturini retrata las relaciones de una familia atravesada por la enfermedad, la rigidez de las normas sociales, la mojigatería y la desgracia. La familia que asoma en la novela es grande: la narradora padece un problema en el habla pero posee talento para la pintura, una hermana débil mental se mueve en silla de ruedas, la prima de ambas: una chica enana  se prostituye, una madre maestra con puntero al acecho y las tías de rigor, todas muy hijas de pirri.

La mujer narradora se expresa con dificultad, las palabras se le agolpan en la mente o se borran pero a medida que ella va creciendo como pintora de cuadros que suplen su necesidad expresiva su discurso mejora al punto de transformarse en una prosa adornada. Este punto es una evidencia de la versatilidad de Venturini.

Las primas es una historia de mujeres: asesinas,  idiotas, artistas, prostitutas, valientes, deprimidas, justicieras. El camino que toman las primas es diferente, la enana con su particular visión del mundo toma posición ante cada obstáculo que se le presenta y adquiere seguridad, la artista va creciendo a medida que logra expresarse y exponer su talento pero siempre guarda una cuota de corrección machista y por último la hermana de la artista que no puede valerse por si misma.

 Los hombres que aparecen en la novela son holgazanes, degenerados o ilusos que no gravitan en nada o si lo hacen son un chasco. La decepción masculina asoma en varios pasajes. Las protagonistas se encargan de poner las cosas en su lugar pero no sólo combaten a los machistas sino también a las mujeres que ejercen el machismo.

Una novela pila.

3 comentarios:

Valeria dijo...

Hola MArio, la leí hace un tiempo, e hice una entrada en el blog. No me gustó mucho. Me agotó y me pareció demasiado llena de lugares comunes. Además no me pareció algo novedoso, sino una literatura que ya fue (el feísmo, lo grotesco esa cosa tan desbordada...me suenan ochentosos, jajaja) Estoy mas en la onda minimalista. De cualquier modo me parece una autora interesante para conocer y siempre destaco que le encantó a mi vieja (profe de Letras), aunque después leypi "Los Caserta" y me dijo que era "mas de lo mismo".

Valeria dijo...

Mirá este link, está lindo:
http://www.clarin.com/sociedad/Nadie-maltrato-quiso-Evita_0_766123543.html

Igual te digo (capaz que los viste ya) que este suplemento "Mundo Intimos" de la Ñ está alucinante, no tiene desperdicio. Fijate, hay algunos on line en la sección Literatura/no ficción de la Ñ

mario skan dijo...

Hola Valeria: hubo un tiempo que compraba Ñ todas las semanas hasta que me aburrió, en realidad me gustaban algunas secciones y a las otras las pasaba por alto. El otro día hablando con la profe de Comunicación me contó que la revista estaba buena, asi que me convenció un poquito.
Si, puede decirse que Las primas tenga muchos lugares comunes, algo asi como esas películas de tías malas y primas atorrantas. No se queda en la descripción únicamente sino que la utiliza como en un sueño ideal con venganza.
saludos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs