martes, 18 de diciembre de 2012

Santa novela

 El libro de Tomas Eloy Martínez, Santa Evita, Sudamericana, 1995 narra la historia del cadáver embalsamado de Eva Perón robado del edificio de la CGT por un comando de la revolución fusiladora. 
El cuerpo de Eva fue desaparecido del país durante 15 años. Durante ese lapso de tiempo el cuerpo anduvo por varios sitios hasta ser enterrado en un cementario italiano con el nombre falso de Maggi. Eso cuenta la historia oficial. Martínez novela a partir de esos retazos. Primero sobre la vida de Eva en Los Toldos, pueblo donde nació y posterior  ida a Baires, conocida por la ópera Evita. Segundo: el itinerario  por una ciudad oscura repleta de resistencias como las novelas de recorrido al estilo Adan Buenosayres o Las islas de Gamerro para luego irse a Europa a vagar por los países centrales.
Esta novela tiene un malo mezcla de ficción y realidad que se llama Moori Koenig, oficial de inteligencia militar encargado de hacer desaparecer el cuerpo de Evita, por momentos este tipo ocupará el centro de la novela. 
Aunque su autor no reconoce a Santa Evita como   novela  histórica, alguien dirá que cualquier novela lo es desde el momento en que fija como un líquido de fotografía parte de una época, juega con serlo.
 En Santa Evita el narrador nos pinta un cuadro de la época que es más o menos lo que hacían o hacen las llamadas novelas históricas. A veces en tono evocativo otras con tintes de realismo mágico y otras apelando al policial negro. Generoso trabajo de construcción realiza Martínez no solo porque empalma a la maravilla los episodios sino que construye la psique de un loco amante de cadáveres, una legión de milicos sarcásticos y un egocéntrico entre otros.
Y los tonos de la novela. Me olvidaba de los tonos que pueblan el texto. Primero como de mal presagio, luego casi religioso para terminar en simple documental de Sucesos argentinos. 
Hay intensidad en esos capítulos, un logro de Martínez.

3 comentarios:

Valeria dijo...

Hola Mario, parece interesante este libro. Recuerdo que me gustó mucho "La Novela de Perón" y encontré algunas de las virtudes que mencionás, como una excelente composición psicológica de lso personajes, en particular de un Perón viejo y cansado que me gustó mucho. Este año no pegué libros muy copados, la verdad que ni ganas de hacer balance tengo. Me preparo para 20 días en Las Grutas, ¡¡¡a disfrutar del sol!!! (Que el año pasado con la recién nacida hice río todo el verano)

mario skan dijo...

Hola Valeria: Por ahora de las tres novelas de Martínez que leí todas dieron en el blanco de muy bueno.
Trato de imaginar que libros llevarás a la playa: policial ? terror ? narrativa argenta ? sino simplemente la family, el sol y la praya. saludos

Valeria dijo...

POr ahora solo "La Gran Casa" de Nicole Krauss que vengo esperando dos años que lo traduzcan y finalmente llegó!!!!! Y si me quedo sin nada para leer creo que tentaré suerte en "LA Cueva", saludos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs