viernes, 16 de marzo de 2012

Dos tiempos dos lunas

 Cuando me senté a leer 1Q84 de Murakami primero observé la cantidad de páginas y calculé el tiempo que tendría que utilizar para terminarlo. Sin embargo en pocos días, soliviantado por la trama, terminé la historia de Tengo y Aomame.
La novela transcurre en Japón en el año 1984. De fondo hay una música: la sinfonietta de Janacek. En realidad de fondo puedo haber muchos otras cosas pero esta es la que presenta el narrador como significativa.
La  trama se teje con la vida de dos personajes: Aomame, indudablemente una chica atípica y Tengo un escritor con vocación de salvador. Ambos tienen vocación de salvador y como en toda novela donde aparece una realidad fuera de lo común, Tengo y Aomame no se encuentran y sin embargo se conocen desde la primaria, cosas de las novelas fantásticas. Alrededor de ellos, se forma el copo de azúcar. Voy a decir como se lee en la contratapa del libro: una realidad alternativa, una secta religiosa, dos lunas, un país de gatos, música, sexo y literatura.
Dejo en un  párrafo aparte a la "little people" que es una especie de mal primigenio que irrumpen en el tiempo 1Q84 a través de una cabra vieja. 
Los portales que comunican realidades extemporáneas se hacen frecuentes en la novela.
Conversando con la profe que me prestó el libro ella me aseguró que la historia no le cerraba, que dejaba muchos cabos sueltos, en fin, había un fallo en la estructura. Es cierto, hay cabos sueltos,  éstas se explicarán en el tercer libro ? No lo sabré.
Mientras leía la novela  tuve  una anticipación errada. Por un momento pensé que la historia de Aomame era un guión escrito por Tengo. La sensación que da el cuadro de la situación es que los capítulos que se alternan de Tengo y Aomame se complementan, enriquecen, desfiguran y sombrean.
En 1Q84 hay un escritor, una novela, una adolescente, una chica asesina y unos seres chicos malos.
Confío que el segundo volumen cierre.

10 comentarios:

e. r. dijo...

Mario,
tomé un libro de Murakami hace unos días, Sauce ciego, mujer dormida, así se llama. son cuentos. En fin, leí el primero y me gustó; al segundo lo leí pero sin ganas de prestarle atención, y el tercero era muy feo. El cuarto lo dejé. No me cierra nada de murakami, le siento una cursilería dolorosa, que solo soporto en las telenovelas, para reírme (a propósito estoy viendo Lobo, buenísima, me intriga cómo hace la protagonista para tener siempre -hasta bajo la ducha, pues muestran estas escenas- los labios tan rojos, quizá use tinta indeleble).
El año que viene probaré con otra cosa. Quizá me precipité...
Saludos!

mario skan dijo...

Que buena definición: cursilería dolorosa. En 1Q84 no abunda pero tiene, no lo puedo negar. LO que tiene Murakami, al igual que POrcheto, es una estructura que siempre imita: mujeres freaks, sexo, algo de magia, sexo, gatos, música, sexo.
Más allá de la cursilería estuvo el entretenimiento.

saludos

Teresa dijo...

Mario yo me he leído tres y ya no me leo ninguno más. No me llegan sus historias, así que no me presto a leer este otro libro.
Es muy fácil leerlo, pero la historia no me dice nada.
un saludo
Teresa

mario skan dijo...

Hola Teresa: hay escritores con los que uno no quiere saber nada, eso es verdad. A mi me pasa con Cohelo, Mastreta o Bach. saludos

Leox dijo...

1Q84 era el ultimo que me faltaba por leer del Nipon. Hicimos la orden de compra a la librería , el libro tenia que llegar durante los próximos días, pero la librería donde la encargamos sufrió un incendio.
Ahora a esperar , mientras no vendría mal una relectura de uno de sus libros.

saludos colega

mario skan dijo...

Como era de suponer en un episodio Murakamiano, un incendio, una caída a un pozo o un garrotazo con un palo de beisbol.
Quién te dice que no me lea la 2° parte en cuanto la consiga.
saludos colega

Oesido dijo...

la primeras o las dos primeras partes de 1Q84 me parecieron más de lo mismo; un repaso a los personajes de Kafka o El pájaro. De todos modos, me puse con el segundo libro para ver como salía del embrollo seudo filosófico religioso en que se había metido. A mitad de libro, se me cayó de las manos. Lo mejor, los secundarios, como en el cine clásico americano: la chica policía, amiga de la promiscuidad sexual, entrañable ella.

Valeria dijo...

Hola Mario, no se si leístre "Crónica del pájaro" capaz que no porque aca en Arg es re dificil de conseguir nosotros dimos con una última copia no sé donde. Pero bueno, la cosa es que en ese libro no cierra NADA y el personaje tan tranquilo que se queda, eh. Me parece que no es la onda zen esperar que las cosas cierren y mas tenemos que leer al amigo Haruki para ablandar nuestras estructuradas mentes occidentales. Porque a ellos les pasa cada cosa!!! y ni se inmutan. Coicido con Oesido, gran creador de personajes. Lo tengo pendiente aunque en la biblioteca. Este año a raíz de mi maternidad no iba a leer libros largospero todos coinciden en que es entretenido así que capaz que me largo. Beso

Valeria dijo...

Mario, recien leo los otros comentarios y tus respuestas...¿porchetto? no podés, loco, no podés, jajaja

mario skan dijo...

Hola Oesido: lo extraño que me pasó con el libro fue que entré como burro y no paré hasta al final. Desconfié, es lo que suele pasar con los libros que se leen de un tirón. Lo más denso fueron los petidos de la little y el tipo que se creía un enviado o medium, ya no me acuerdo. saludos.


Si, valeria, porcheto es el tipo más predecible que hay. canto, estribillo, solo de guitarra y luego se repite. Me vino a la mente porque hace poco encontré sus canciones en grooveshark, las de che pibe, ja..saludos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs