viernes, 6 de enero de 2012

Pavo real en el patio

Se muere mi perro de viejito un caluroso día de noviembre. Quedamos tristes todos. Al poco tiempo la gata de la casa ocupa los espacios que otrora eran de Gandolfo. Primero se echa en el lugar habitual del perro, luego husmea la cucha, sin miramientos. El juego de querer ser perro le dura unos días hasta que una mañana  aparece siendo ella misma, la gata que maulla al primero que se levanta para manguearle comida mientras se pasea entre las piernas haciendo ochos .
Dicen los chicos que Gandolfo anda por la casa, de noche para meterle pimienta a la historia. Primero es el mayor: alguien anda por ahí y no es Cortázar. El del medio: vi una cosa negra entre las sillas.La concreción del Gandolfo espiritual no me llegó aún.
Prendo un cigarrillo, me lo voy a fumar afuera. El abedul se mece bravo ante un viento salvador que viene del sur. Vivida ausencia de Gandolfo.
Al día siguiente Biber me dice que en el patio anda un pavo.  Orondo se pasea por el patio de la casa, se encarama al paredón cuando siente peligro, eleva su cuerpo pesado con un aletear torpe para perderse tras los límites de los techos. Esto no es un afano de un cuento de Carver que, por cierto, mete a un pavo en uno de sus cuentos en el libro Catedral.
 Alguien se va a adueñar  del pavo. Dicho y hecho. Cuando el pavo se dio cuenta que la casa tenía comunicación con el exterior y no sólo paredones que separaban los patios traseros, saltó la reja verde y encaró para la calle. No lo volví a ver. Fin del pavo.
Algunas capturas del pavo: arriba del abedul, chusmeando la calle detrás del portón, retozando en el pasto alto.




Me enteré que el animal todavía anda suelto por los techos del barrio, ayy de los espíritus libres
------------------------------------------------------------------------------
 Me tomo un tiempo para bajar las fotos de la cámara
Aprovecho para fotografiar la tapa de los otros libros que tengo pendiente de lectura. 
Creo que no voy a tener problemas para terminar con La carretera, ni con la La virgen de los sicarios.


 En ambos casos vi las películas.
La carretera se conforma de párrafos cortos y concisos.
La virgen...es la narración en primera persona de un escritor que vuelve a su país natal para contar las cosas que suceden en un país sin amor. Bueno, la cosa no es tan así. Hay un poco más de truculencia y acción. Asesinatos por doquier. Hace poco leí en el diarios que habían matado por la espalda a un pibito de 14 años, el asesino iba montado de acompañante en un moto. La novela de Cucurto tiene un prólogo o crítica de Beatriz Sarlo. El detalle del libro es que está firmado. Si Cucurto se vuelve grosso como Borges puedo decir que tengo una joya.



Ahora estoy leyendo La confesión de César Aira, Beatriz Viterbo, 2007, 127 páginas del más destilado y puro Aira que se puede hallar en el mercado. Y qué es ese Aira al que le caben esos epítetos: un narrador de historias con poca consideración con lo lineal, habitual, corriente o como lo nombran algunos críticos aburrido. Si, Aira puede ser muy aburrido, a veces hay que luchar contra el aburrimiento del gran escritor de Pringles y su sanata pero lo cuenta bien.
Entonces estoy en posición de decir que La confesión va a ser el primer libro que voy a terminar de leer en el 2012. Y le seguirá Vivir afuera de Fogwill, La carretera, Crónica del pájaro que da cuerda al mundo ( lo dejé cuando Okada le da una paliza al tipo que se esconde adentro de una casa vieja )
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Verano inclemente este comienzo de 2012.

10 comentarios:

oesido dijo...

Pienso que el espíritu del perro se ha reencarnado en el pavo y vaga errante por el barrio. No se redimirá hasta recuperar su hueso favorito enterrado en el jardín para llevárselo consigo al otro mundo.

Leox dijo...

Bonita edición el de Juan Forn.

El de Aira también es lo + , me encantan las declaraciones de Aira , cuando dispara contra los promotores de la lectura o la gente que siempre habla de lo bueno que es leer y nunca leen.

Foe ,fue agradable lectura , esta dentro de los Buenos de mister c

El de Vallejos es dinamita pura

saludos colega

mario skan dijo...

Debe haber hallado el hueso porque hace días que no lo veo. Dicen que pasea por los techos de la calle contigua volando de techo en techo y árbol también. saludos

La confesión de Aira resultó ser un buen libro. lo pongo entre los mejores. El narrador de Vallejo es una especie de Micky Vainilla de Capusotto pero con mucha mala suerte.
Foe aguarda.saludos

Valeria dijo...

Como buena "dog person" y MADRE de Rocky, me conmovió tu hermosa entrada....En cuanto a las lecturas, me encantó La Carretera, mas que la peli, me pareció mas profundo el personaje del niño en papel.
Con Cucurto probé con "Cosa de Negros" y parecía escrito en otro idioma!!! Lo abandoné y nunca mas me animé con ese autor. Saludos

Andromeda dijo...

Hola, Mario, maravillosa entrada de cuento con perro, pavo y gato.
La carretera me encantó y el de Vallejo no lo he leído; a Aira le leí "Los dos payasos" pero no me gustó, a ver si pruebo con "La confesión".

Feliz año nuevo, un saludo. :)

Teresa dijo...

Buen año Mario. Me ha encantado ese pequeño cuento, es un buen comienzo para seguir una historia.
La carretera me la he leído estas Navidades, me ha gustado, me ha angustiado, me ha deprimido y me ha emocionado, todo eso en tan pocas páginas.
por si te reconforta, aquí tenemos un frío que pela.
Un saludo
Teresa
T

mario skan dijo...

Hola Valeria: avanzo con la lectura de La carretera. Parece que volvio todo como antes: puedo leer sin aburrirme ni que se me cierren los ojos. aleluya. El hecho de que La carretera esté escrito en pequeños párrafos convierte a la lectura en más rápida, al menos esa es mi ilusión. saludos

Andrómeda: Aira es un tipo que tiene tantos libros publicados y muchos de ellos buenos que es todo un juego de azar chantarle uno. A mi me gustó mucho El volante, como me hice monja, la costurera y el viento.Saludos

Teresa: bajó la temperatura en la región aunque el diario dice que hoy vuelve el calor. Sin duda el libro es superior a la película, le da profundidad de campo diría un fotógrafo. Saludos

prestiti on line dijo...

Està claro, el perro se ha reencarnado en pavo pero no encuentra el hueso porque ya no tiene la capacidad de oler que tenìa cuando era un perro, por eso se pasea sin destino por una calle y otra. Esperemos que tenga suerte y se adapte a su nueva forma.
Sara M.

María dijo...

Me gusta muchísimo como escribes, Mario. Sin duda dejas que el lector se sienta atrapado por los espíritus de Gandolfo y el del Pavo...que sin duda se hace más visible.
Veo que hay muchas lecturas por saborear...para este 2012. Ya nos irás contando. Se echan de menos tus entradas.
Os deseo lo mejor a ti y a tu familia para este 2012.
(Siento lo de Gandolfo)

mario skan dijo...

Hola Sara M. Puede ser que el pavo se haya hecho rope, creo que de alguna manera evolucionó. Ahora puede volar, porquito, además de ser muy valorado como mascota- saludos

María: deseo lo mismo para vos en este 2012. Aguardo tus entradas pintorescas de viajes y novelas inglesas. saludos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs