domingo, 17 de abril de 2011

Última de SHT



La historia de Martín y Alejandra estuvo desde el comienzo signado por la enfermedad: la del cuerpo y la del alma y por qué no es una misma, no sé. Ella tiene sobresaltos epilépticos, una ciclotimia galopante y por supuesto, una familia medio anormal donde incubó, no sin antes haber sido inoculada por la maldición familiar, del tipo de los reyes de antaño que por su manía degenerada había siempre un idiota en la flia. 
La historia se complejiza con la aparición de Vidal Olmos, el padre de Alejandra, que por la descripción de su perfil es un proto personaje de Bolaño de los años 50, sin la aceleración de internet ni las sustancias psicotrópicas. Pero si trocamos guerra en el áfrica por cualquier asalto anarquista la ecuación cierra. Vidal Olmos es el autor del informe sobre ciegos, una crónica paranoica sobre la secta que domina el mundo: los ciegos. Además de un conjunto de reflexiones aciagas sobre el hombre-burgués, muy acertadas por cierto.
Si eligiera la cualidad de un espíritu para esta novela no me quedaría otra cosa que decir: infame, cretino, soez y difamador. No tiene términos medios el narrador del informe, ni Alejandra y sus amores tormentosos, ni Martín y su odio al útero materno.
Escatológica y sentimental. Pavorosa y exhibicionista, Sobre héroes y tumbas versa de los tópicos más picantes de los 60 y 70 en la sociedad argentina: peronismo, revolución, iglesia y sexo. Para mi gusto, en algunos pasajes, lánguida.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Por momentos no sé qué leer. Es un punto muerto en la lectura. Pasan los días, el mes, etc y siempre con los mismos libros. No avanzo. Hace poco conseguí Canto castrato de César Aira y pactamos un préstamo temporario con la profe de literatura: Ema la cautiva de Aira ( a recibir ) por Rabia de Bizzio ( a prestar ). El plan es armar un club de lectura. Mi sugerencia es El comienzo de la primavera de Pron.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

5 comentarios:

María dijo...

Hay veces que no se sabe qué leer, a pesar de tener libros por casa sin empezar, o ya empezados...Cuando me pasa eso...suelo acudir a algún libro que ya he leído y me gustó...pero que no recuerdo muy bien de qué trataba.
Las sugerencias y demoras que has nombrado no los conozco.
Espero que dure poco!!
Saludos!!

Valeria dijo...

POdríamos armar un club de lectura entre bloggers... Justo leí uno de Aira y fue un hallazgo total, quiero leer algún otro. A mi me está pasando parecido, empiezo y no termino ningún libro... Creo que estoy para lecturas cortas, no sé...

mario skan dijo...

María: Si, duró poco, en estos días leí el último de Piglia y comienzo con uno de los primeros de Aira. saludos

Valeria: buena idea, cómo se comienza ? estoy a la espectativa. El último Aira que leí creo que fue La cena o El tilo, un delirio. Pero se que hay buenos Airas dando vuelta. saludos

Andromeda dijo...

Me alegra que ya haya pasado el estancamiento, Mario, yo todavía no logro salir de él: me parece que llevo siglos con los mismos libros. :(

oesido dijo...

Estoy con Pron. Sus relatos me causaron sensaciones contradictorias. Uno me entusiasmó. Parece un escritor prometedor. O no.

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs