domingo, 20 de febrero de 2011

Viaje en micro y teoría fallida


Nueve horas tarda el micro en atravesar la monótona estepa patagónica hasta  los campos verdes pampeanos  sembrados de soja hasta el linde de la cinta asfáltica. Desde la ventanilla miro la primera reunión de copas de ombúes y sauces que  despiden una bruma  que se eleva etérea ( aliteraré cuando sea posible dice un amigo ) y flota como los aromas del morfi de los dibujitos animados. La geometría de las butacas del micro dan cero ergonomía, diez en punzadas en la cintura y ocho acostado en malogrado sueño. Toda la bendita noche escuchando el remanente que escapaba del mp3 de Tomás, mi hijo, de Metallica a Pink Floyd,  haciendo escala en artistas menores.Yo hubiera cargado a ese mp3  con Eno y su música para films y aeropuertos, irónico en este caso, dejando, por supuesto, the dark side of the moon. Me cargo dos café de la máquina y direcciono el spot para chantarle al libro. La mini consola ubicada sobre nuestras cabezas nos da un poder mínino aunque el volumen no funque y las agallas del aire acondicionado no puedan cerrarse. Viajamos bien, salvo el asiento.

-----------------------------------------------------------------------------------


 Sueño con música de fondo, Don´t give up de Peter Gabriel ( pude corroborar el nombre ahora en internet sino para mí es chino básico ) que sale del programa de cable mientras apoliyo en la habitación del hotel P, en Congreso, con el a.a a 17º. En el sueño un tipo desarrolla una teoría acerca del universo, una teoría pueril me dice amistoso. Parece ser que yo a este tipo lo conozco de toda la vida. Expone algo así como: el mundo, la realidad, lo que se percibe no es nada más que obra del yo, es decir dios y yo es lo mismo. Todo lo que te rodea es invento tuyo: emociones, asesinatos, amores, guerras mundiales, teoría de la relatividad, curvatura de la luz, religiones, el asesinato de Kennedy, Kapuzinsky, la guerra fría,  porque los yankis inventaron  el alunizaje y en realidad contrataron a Kubrik para que los filmara con un banderín de lata en el desierto de Nevada. El tipo me hablaba con naturalidad y fluidez que ahora no puedo reproducir. En el episodio onírico le pregunté si mi amor y mi familia era un invención. No te acabo de decir que sí, yo soy tu invención y digo lo que quieres escuchar. Desperté. Las boludeces del sueño son incomparables. Si fuera cierto esa teoría,  el amor que siento por Biber ha ganado la independencia necesaria para liberarse de mi torpe creación y ahora liderar una revuelta en otra invención débil e inexplorada. En realidad no sería una teoría sino una verdad revelada y eso suena a lugar común. Cómo explico las fractales, la trigonometría, si no sé nada de números ? Pero puedo entender porque escuchabas la otra tarde,  Smashin Pumpkins, al taco 1979, desde el grooveshark, si a vos te copa otro cosa. Esta verdad revelada me ofrece poder de explicación y esto me hace sentir un maníaco paranoico. No, que el diagnóstico lo chante la psi. 
Desde el día del sueño no dejo de pasar por el tamiz de la débil teoría cualquier acontecimiento.

-----------------------------------------------------------------------------------


Dejamos Bs. As. una tarde inclemente de verano. Anduvimos bajo tierra hasta la estación de micros. Nos acomodamos para pasar 14 horas. Cuando el colectivo arribó a Bragado mi reloj no marcaba las 12, cómo es esto ?

9 comentarios:

e. r. dijo...

Mario!
Soñaste con Max Stirner!!!! En fin, era un boludo. Hermoso texto; en todo caso, tu solipsismo tiene una desproporcionada intensidad imaginativa, y nosotros, sus emanaciones, vivimos vidas bastante complejas y alucinadas. La vida es sueño, o es más: el amor, dice proust, es un "ejemplo llamativo de lo poco que significa para nosotros la realidad"...
Saludos!

Valeria dijo...

Ah, los viajes en colectivo desde la Patagonia. Diez años estudiedo en Buenos Aires, viajando incómoda, deseanso que el asiento de al lado vaya vacio para acurrucarme en los dos asientos como una niña de goma del circo... Pero ahora yasoy vieja: Servicio de coche suite o nada!!!!!
Tu sueño digno de una peli de Linklater. Un poc mejor, si me preguntan.

Oesido dijo...

Cuando estaba interno de niño tardaba 5 horas en llegar al internado en tren y solo estaba a 155 Kms. No sé que era peor el trayecto o el destino. Y no tenía fugas mentales solipistas, me acompañaba el más inmenso aburrimiento. Me ha gustado mucho el texto; y la música. Mi hijo es de Metálica; yo de Pink Floid. Me gustaría recorrer la Patagonia .... en moto

mario skan dijo...

Hola Ever, me mataste con el tal Max, tuve que googlear, el único max que conozco es cachimba y ernst y alguno que se me olvide. Proust, un capo.
saludos

Valeria:si, no hay duda que lo mejor es clavarse un coche cama total. Pero es lo que hay. En baires reparamos esta dificultad caminando. Anoto al director, no lo conozco.
saludos

Oesido: en moto por la Patagonia debe ser como estar en un estado de gracia, un buda motorizado. No te imaginas lo que son esos atardeceres sangrientos.
saludos

julio e. dijo...

mario tengo planeado ir a ushuaia este invierno y uno de los planes es o era en omnibus.... pero esto me dio una gran pereza y el avion esta ya planeando sobre mi.
que bueno que los mp3 nos hacen la vida un poco mas liviana, si eso es posible.
un abrazo

mario skan dijo...

Hola Julio: Usuhaia en invierno debe ser alucinante, repleto de nieve y con los días cortos. No hasy como un mp3 con buena música para acompañar el paisaje. abrazo

María dijo...

Cuando leo estos "viajes" me quedo enganchada...Me ha gustado muchísimo eso del alucinaje yanki y película en la que Kubrick parece habernos metido a todos.
En cuanto a la música, quizá algo de Queen.
Saludos!!

mario skan dijo...

Para que el viaje de 14 horas no se convierta en un calvario es cierto, podrían colocar un recital de queen en wembley o una película de Kubrick, saludos María

Cristian dijo...

A mi también me ha tocado viajar mucho en micro por el estudio y era verdaderamente incomodo. Hoy en dia opto por el avión, si tengo la posibilidad. Es por eso que quería obtener Vuelos a San Pablo

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs