miércoles, 12 de enero de 2011

Breve sobre enfermedades

Antes de ir a la librería paso por Topsi, el supermercado que me ofrece los saldos de Mondadori por $14. No arriesgo mucho, sólo compro lo que sé que puede estar bueno. En otras ocasiones compré el Criptonomicon I y II, me falta la última parte, las cartas de Arendt a su amiga novelista,  Cumbia de Jorge Accame y ahora conseguí Autobiografía médica de Damian Tabarovsky ( Mondadori, 2007 ).





Leí en una reseña que Tabarovsky es un discípulo de Aira. Puede ser, varios emulan su estilo, tal vez sin querer- Aira se va al carajo todo el tiempo y sus finales son indómitos.- 

Autobiografía médica es el tipo de novela que acude al tecnicismo para explicar lo que es una hernia de disco, una citomegalovirus, cómo debe tratarse una uña encarnada. - Si, el que dijo que era un discípulo de Aira no le da en el centro por poco-. El discurso técnico forma parte de la novela es un porcentaje elevadon: hay marketing, sociología y economía-política, bien completito es el asunto. 


Dami trabaja para una consultora. Su mayor ambición es ser reconocido como profesional, innovador y único. Tiene la oportunidad de pasar al frente pero una serie de enfermedades le impiden dar el batacazo. Pierde el empleo, consigue otro como si nada porque Dami sabe lo que quiere, es capaz y se tiene fe.  Sin embargo por momentos parece estar en la ruina e imagina ser un miembro de la clase media empobrecida que primero pierda la capacidad de ahorro, luego suprime las vacaciones hasta llegar al filo de la miseria: no tener obra social, pertenecer al conjunto de personas que deben sufrir el maltrato de los hospitales.

Es una novela breve porque se repite dice su autor, si fuera más larga aburriría. Tiene toda la razón. El grosor del libro es el ideal. Por momentos posé solo la vista en algunas lineas, se hacía denso el asunto.
Saquen turno, se lee.



 

4 comentarios:

e. r. dijo...

Mario!
Tomo tu recomendación. Hace poco la compre (nueva, brillante) en una librería de usados, a 10 pesos. Fue una locura, pues hasta ahora leí dos novelas de tavarovsky (Las hernias, que terminé, y Coney Island, abandonada en la mitad) y aunque cortas me parecieron excesivas. Sé que confiar en el aburrimiento de uno propio es pobre, pero bueno, soy mísero: no lo soporté. Pero no quiero pre-jusgar, la encuadernación está buenísima y además las críticas alaban esta novela, y si aparece en quaderno ribadabia, ya está.
Saludos!

Andromeda dijo...

Me parece que es una buena obra para conocer al autor, el tema que al fin trata de la vida misma no deja de ser atractivo. Tomo nota, Mario.
¡Un saludo!!

mario skan dijo...

Vi el ejemplar de Hernia en varios canastos de saldo pero nunca quise comprarlo porque no me gustó la tapa. El tipo tiene una tendencia a colgarse pero también es posible la salteada de hoja, saludos ever.

andrómeda: la novela desarrolla muchos temas, es como un breve ensayo novelado, eso me llamó la atención y la prosa no está nada mal. saludos

Leox dijo...

Es riflero para las entrevista tavarovsky , yo he leído un par que le han hecho en diarios nacionales y dispara con todo contra las letras argentas.

Sí es discípulo de Aira a leerlo.
saludos colega

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs