domingo, 26 de septiembre de 2010

Un lugar visto por dos

Richard me comentó que Kerouac está sobre-estimado, puede ser. Al igual que Bukowski, es la clase de escritor que escribe sobre su vida disoluta, en contra de cualquier orden establecido. Kerouac intentó ser,  en algún momento de su vida, un hombre regido por cierta sabiduría zen o india, lo nombraba cuando era necesario, sin embargo Big sur, una novela de su vida, lo muestra paranoico, alcohólico y desesperado, lo que no fue óbice para escribir con magistral poesía lo que quería decir acerca de la naturaleza, la creación, la amistad, la ambivalencia entre el amor y el sexo.
Big sur es un lugar en lo alto, en un bosque, entre acantilados y océano. 
Una cabaña rústica preparada para escribir el walden es el lugar donde Jack convive con un asno, una rata.


Jack, alter ego de Kerouac, se pone en contacto con sus viejos amigos, los vagabundos, lo que compartieron el camino hace varios años. Ahí están Cassidy, su esposa, sus amantes, los poetas beatniks de San Francisco, todos tan borrachos como Jack, viviendo episodios estrafalarios desde visitas a restoranes orientales hasta convivir con una pandilla decadente y absurda. 
Jack tiene un romance con una mujer loca, ella tiene un amigo extraño y un niño de pocos años que sabrá llorar desde el primer momento que hace su aparición en la novela. Por momentos la historia es decadente. Me pregunto de qué habrá muerto Kerouac, cirrosis, suicidio ( creo que me estoy poniendo "morales" ) 
No sabía que Cassady había estado en la cárcel por tener dos porros. En la cárcel conoció a cierta fauna de hombres que golpeaban a viejos ( Bioy Casares escribió La guerra del cerdo donde los jóvenes mataban a los viejos )
Elena, una comentarista ocasional, me sugiere que lea Big sur y las naranjas de Hieronymus Bosch de Henry Miller, según Elena este sitio fue redescubierto por el autor de Sexus.
Esta es la edición de Losada que conseguí en la biblioteca pública.


El "Big sur" de  Miller hace  referencia a los primeros habitantes  del lugar, los indios esselen. Después llegaron los blancos, en el año 1780, siguiendo la ruta del búfalo. 
 Kerouac cuenta que varias veces intentaron visitar al viejo Miller pero la vida agitada del poeta se los impidió.
No voy a leer a Miller, el libro es extenso y su letra no acampaña. Pero me da la sensación que esta versión del lugar no narra las peripecias de un poeta alcohólico de vida intensa.

 ----------------------------------------------------------------------------------------

No abandoné la lectura de Pynchon. Voy por la página 740 de EADG. ya aconteció la orgía bizarra en la cubierta del Anubis que surca un río. Ahora el camino es Polonia. Encontré este glosario pynchoniano. Busqué Katje y me mandó al apellido y a un montón de citas, lo mismo sucedió con el capitán Blicero. El manual es más delirante que el libro.

----------------------------------------------------------------------------------------------

8 comentarios:

Andromeda dijo...

Hola, Mario, cada vez estoy más convencida de leer a Kerouac; no dudo de que Bukowski esté sobreestimado, pero también me parece que sus seguidores buscan un tipo de lectura tan específico que prácticamente sólo él les podría aportar. Claro que, por lo que dices, bien podría ser el mismo caso en cuanto a Kerouac: álter ego, amantes, alcohol... las similitudes que tanto han acercado a Bukowski a la Generación Beat.
El de Miller es un descubrimiento porque no tenía idea de la existencia de ese libro (debe ser de esos difíciles de conseguir).
Te cuento que al fin encontré algo de Pynchon: Contraluz, 1337 páginas... :=0 Creo que voy a empezarlo hasta que logre terminar Ulises, ni hablar.
¡Un saludo!!

María dijo...

Qué risa!! Esta entrada es estupenda...
Como es habitual no leí ninguno de los tres libros que nombra: Kerouac, Miller y el que va por la página 7.. de Pynchon...El diccionario sería el cuarto y no tiene desperdicio...
Pero me encantará ojear un rato los libros que nombra...Kerouak merece la pena por lo que cuenta.
Un saludo!!!

marichuy dijo...

Mario

Lo bueno de vos es que combinas tus lecturas. Así no te cansas (ni aburres). Yo no soy ultra fan de Bukowski, pero creo que más sobrevalorarlo, sus ultra fans ven en él la nostalgia de aquellos días de excesos, un poco como la proyección de sus propios deseos (irrealizados, por supuesto): de tener sexo, alcohol, poesía y letras. Todo sin medida ni pudor.

A ver si par la próxima ya terminaste a Pynchon, jeje.

oesido dijo...

Lo que voy a decir es extraliterario, pero a veces las opiniones personales contaminan los gustos literarios. La estética del fracaso es atractiva, con sus dosis de sexo, alcohol y drogas (sobre todo para el que no las disfrutó como se apunta antes de este post). No me vuelven locos los textos al respecto, pero a mayores si ojeo en youtube y veo alguna presencia en los medios de Bukowski borracho en la tv haciendo el ridículo, pierdo interés y casi me parece más atractiva la vida de un escritor "funcionario" tipo Rulfo o similar.

e. r. dijo...

Hola, Mario!

Leí ya hace varios días lo que escribiste, y pienso, después de pensarlo mucho, el mismo pensamiento: henry miller es luminoso, cualquier cosa, fragmento, esputo o aliento, le sale de la san puta. porque no transmite una escritura, sino una mente retorcida, un proceso mental magnánimo y absurdo, un ruido de máquinas triturando neuronas, sinapsis en medio de una tormenta, etc.
Kerouac, dicho sea de paso, también.
En fin, adentrarse en miller vale la pena, che, metele.
Otra cosa: hoy encontré un libro de alicia dujovne ortiz, una novela que transcurre en floresta, pero no me animé porque no sé qué pasó con lo que leíste. ¿qué tal escribe? Tiene nombre de que podría ser buena, por lo complicado de pronunciar del apellido junto con el alicia carrolliano, y esa cola desvaída de bajos fondos de provincias sudacas: ortiz.
Saludos!

mario skan dijo...

Así que te topaste con el gordo de Contraluz y la tapa del dirigible ? ni bien salió corrí a la librería y lo compré, lo tengo arriba del estante del cuarto junto a un ragalo precioso:m los cuentos completos de Nabokov. Espero tus comentarios sobre Ulisses. saludos

María: en Big sur se pone la piel del poeta. Describe el paisaje, la vida, los silencios, el océano de manera genial. Luego se pone escabroso pero también su registro es potente. saludos

Marichuy: el último libro de Pynchon que leí: Mason y Dixon, tardé casi 3 años, entre abandonos y relecturas. Si a El arco iris de gravedad lo termino a fin de año se puede considerar una azaña, ja.
Lo bueno de pynchon es que un capítulo del libro te pasea por varios sitios, es una lectura archi polisémica ( de la polinesia ? me permito un chiste malo.
saludos Marichuy

oesido: me puse a pensar en Buko y la mayoría de mis post lo nombran, es como un cliche. Será porque lo leí con furor a fines de los 80. Lo leía en una revista que se llamaba cerdos y peces, y después en las primeras ediciones de Anagrama.
Como nunca lo leí en inglés siempre recuerdo una frase que me hacía pensar que el traductor se cagaba de risa con su trabajo, como debe ser, esa frase era: "quiero mi pedazo de culo". Conservo sus libros, me gusta
saludos

e.r: Alicia D O. parece una señora de mundo con ese collar de artefactos redondos y la risa pronta. Lo debe ser. Pero a mi su novela no me gustó, por ahora, tal vez en la nueva arremetida me guste y ese narrador complicado que tiene, no me gusta. Recién vino la profe que me prestó ese libro y me contó que unos profes le preguntaron si este verano iba a ir a la pileta, para qué preguntó ella, y ellos respondieron: asi le ponemos bronceador. que atrevidos me comentó la profe, jaa

saluds

Leox dijo...

Lo del escritor sobre valorado en un buen punto.
A veces pasan un par de años , para que el escritor sea borrado del mapa.
Dentro de ese juego , Bolaño en dos décadas más puede ser sobrevalorado.
Todo obedece al plano netamente de editorial narrativa.

Ejemplo: En el comic o novela grafica el escritor sobrevalorado no existe , como fenomeno.

mario skan dijo...

Hola Leox: muchas ya lo consideran a Bolaño sobre valorado, para mi sigue siendo un grosso.saludos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs