miércoles, 4 de agosto de 2010

Prestados

La primera vez que vi la versión de Mujeres editado por Anagrama nada que ver con la tengo ahora en casa, es que, entre otras cosas, cayó el muro de Berlín y Bukowski no tiene publicidad.
Cuando leí Mujeres pensé:  el viejo la pasó  mal con su esposa  borracha pero la fama literaria  le deparó otras chicas, la concurrencia casi diaria al hipódromo e infinidad de aventuras con guarrilas del ambiente literario. Dice el narrador de Mujeres que una vez compartió el cuarto lindante de un hotel con Barroughs pero éste no le dio bola y  Henry Ch. tampoco. La lectura de Bukowski me cachondeaba y no hay peor cosa que ir a la casa de una amiga a hojear revistas de Manara y comentar la lectura de Buko. Pero ella era muy capaz, ponía siempre el mismo disco de Génesis porque decía que el de The Smith se lo había afanado su hermana, repartía tabaco a diestra y siniestra y de vez en cuando nos copeteábamos unos vasitos de ginebra. Alba, su hermana, tenía en ese tiempo 19 años y a mi me parecía una señora hecha y derecha. A decir verdad, estaba buena, pero mi amiga estaba mejor, es lo que le llaman motivación.    Supongo que Alba me miraba con malos ojos porque yo hurgaba entre sus revistas y discos.

Fue mi amiga la que también me prestó el ejemplar de Viaje al centro de la noche, que leí con fruición hasta la página 150 o 200 porque después perdí el hilo y no me pregunten por qué. Lo que si recuerdo con memoria fotográfica son los primeros episodios en los que el narrador vive sus historias de combate y sus episodios de envidia con los estancieros argentinos, grandes derrochones y birladores de minas.
Me pasó lo mismo con el tomo Por el camino de Swann, fenómeno con la lectura hasta la página 50, pero estoy convencido que es la falta de actitud lo me estanca o pensar que después de ese libro sigue otro y después otro más y más, porque Proust es inmenso. Intenté  leer un tomo al azar, Albertina ha desaparecido y no entender un pomo. Proust necesita su tiempo o espero mi tiempo para Proust, las dos maneras no se contraponen.
La extensión tiene mucho que ver, como dijo el escritor de Facundo, lo que mata a la argentina es la extensión,  la llanura pampeana como un océano de pastizales o las eternas terrazas escalonadas de la patagonia que se pierden ya sea, mirando para el este o su opuesto , claro que Sarmiento pensaba en otra cosa  que no estoy de acuerdo, yo traslado esa frase descontextualizada a la lectura. Pero hay una excepción ( varias ) :  El arco iris de gravedad que con sus 1000 páginas es un paisaje cambiante, un detalle pormenorizado de una bomba, un motor Perkins, un traje de Zoot, un material plástico, aunque le parezca bolazo: un tanguero como Dàrienzo, un poeta como Lugones y una cita del Martín Fierro, y Borges, el infaltable creador de El aleph, el que maravilló con su enciclopedia china al pelado Foucault. Ever me comenta, es difícil comentar a Pynchon, totalmente de acuerdo, mejor leerlo y enviciarse.

11 comentarios:

Carolina dijo...

Epa, Mario, está interesante tu historia con la lectura de "Mujeres", pero lo que más me mordió el morbo fue la historia de las dos hermanas... ;)

Richard dijo...

¡Hola Mario! ¿Bukowksi, Céline, Proust, Pynchon, y Sarmiento en un sólo post? ¡Es como un super equipo del Mundial! Tendrás que terminar la novela de Céline en algún tiempo, y por cierto, Proust se requiere una paciencia extraordinaria a veces. ¡Saludos!

Lluís Salvador dijo...

Hola!
Coincido con Richard... No está mal para un efecto de acumulación, ponerlos en la misma pieza.
Y tienes razón, y genial frase, es difícil comentar a Pynchon. Mejor leer y enviciarse.

Y a fe que uno se envicia a fondo.
Un saludo!

e. r. dijo...

marioskan es un vicio!
me acuerdo de haber leído mujeres y no me gustó nada. todo el tiempo lo mismo, follar y follar, como decía la traducción, y l buko que chupaba: exactamente igual que mi vida en ese momento, solo que sin prácticamente follar! solo en la imaginación, como ocurre casi todo... sin embargo, buko (pulp!) es de mi equipo porque sí, es decir sería de mi equipo si tuviera que armar uno, y también metería en la lista a todos los que nombrás en esta nota (borges no sé, por la ceguera no sé si tendría mucha perpectiva, aunque puede ser el borges joven, pero este no la gambeteaba tan bien... es difícil, le podríamos arrancar al borges joven los ojos y ponérselos al viejo), y armaría una partida de damas contra pynchon, en un tablero de 132 cuadros negros. Serìa única regla el más completo silencio. Algo me dice que ganarìamos...
en fin, trato de estar acorde al post...
Saludos!

R. dijo...

¡Hola Mario!
Bukowski y Céline. ¡Vaya par!
Qué ganas de leer a Pynchon. Hice mis averiguaciones por librerías locales y sólo vi su novela V. ¿Alguna referencia?
Saludos,
R.

Andromeda dijo...

Mario, me encanta lo que dices acerca de Mujeres, estoy tentada a leerle otro libro a B.
Me has traído recuerdos de Facundo, libro que leí hace mucho pero que me encantó. Martín Fierro es el mejor poema gauchesco que yo haya leído, me fascina esa historia de absoluta libertad. También leí algunos poemas de Lugones y La vuelta de Martín Fierro, que recuerdo con tristeza. Bueeeeeno, hasta me has recordado las dificultades para comprender tantas palabras de Don segundo sombra, como petiso, chambergo y no sé cuántas más (con estas obras no podía despegarme del diccionario).
Seguiré buscando algo de Pynchon, a ver si hay suerte. :D

He estado muy ocupada pero volveré a actualizarme con las dos entradas que me faltan (tengo que saber si el de Junot Díaz vale la pena).
¡Saludos!!

marichuy dijo...

Mario

Con Bukowski y Céline son un par de cuidado; con ellos tienes para ponerte en "sintonía", digo yo. No obstante, me cuesta imaginármelos a ellos dos en el mismo equipo Céleine, su "Viaje al fin de la noche" es una maravilla, aunque sí cae como un golpazo:

"(…)Los hombres se aferran a sus cochinos recuerdos, a todas sus desgracias, y no se les puede sacar de ahí. Con eso ocupan el alma. Se vengan de la injusticia de su presente revolviendo en su interior la mierda del porvenir. Justos y cobardes que son todos, en el fondo. Es su naturaleza"

A mí me gusta Michel Foucault. Me da curiosidad saber qué pensaba Borges de él (Borges maravilloso, pero para mi gusto algo conservador/elitista en su forma de mirar a los otros -en eso se parecía a Octavio Paz).

Saludos desde el lluvioso DF, donde el día que el cielo se cae (torrenciales aguaceros estos días) en ciertas zonas de la ciudad nos quedamos sin energía eléctrica e Internet... como si de una aldea en la sierra se tratara

mario skan dijo...

Carolina: la chica que me prestó el libro de mujeres además de una hermana tenía una madre muy rompe, como se dice, no acorde a los intereses litararios y temáticos de las chicas, ja saludos.

Richard: un rejuntadero de nombre muy copados para un post de poca monta pero está bueno juntarlos a todos, imaginar que alguna afinidad tienen. Proust me tiene intrigado despertó varios fanatistmos. saludos

Lluis:la verdad que El arco iris... es fascinante, más allá del argumento, el hilo conductor que por momentos es difuso, las lectura de los capítulos, apartados o como podría llamárselos, es sonoro y visulamente genial. saludos

e.r:mujeres me pareció un libro cómico y algo grandilocuente del personaje no dejaba de hacerme reir. Es cierto que se la pasaba follando y mamando y coñazo... con respecto al equipo, Borges era, dicen, un gran cantador de chistes muy avispado, algo que no debe faltar en el equipo y en las damas. saludos

R: no leí V. En las librerías de la zona no lo tienen, deben pedirlo pero me decidí por la última novela traducida al castellano. Según ever, que comentó un fragmento de la obra es desopilante, ese calificativo lo agrego yo. Mi referencia es que la lectura de sus libros es todo un viaje. saludos

Andrómeda: veo que estás con la lit. gauchesca, a nosotros nos la hacen leer en la escuela un poco de prepo y se enseña lo que está tamizado. no sea abombao dice siempre un compañero de la prov. de Bs. As cuando un pibe se manda alguna. Creo que el libro de Junot te va a gustar, es un palpito. saludos y aguardo tus post

Marichuy; Borges es un gran escritor pero pésimo a la hora de la política factor que le negó el Nobel. Para mi Funes el memorioso es inagotable, cada vez que lo leo me pierdo en su fantasía, no puedo dejar de admirarlo. Algo parecido sucedió con Cèline, colaboracionista de los nazis, se salvó de pedo, lo salvó la lit. a él le va el dicho que la lit. puede cambiar el mundo. saludos

Strika dijo...

Hola, Mario:

Para mí que Bukowski está medio sobrevalordo. A Pynchon me lo recomendó mucho un buen amigo lector, pero no he tenido oportunidad.

Un saludo

María dijo...

No creo que lea a Buckowki. Lo que lee B. sobre las mujeres, me interesa muy poco. Pero del resto me encantaría leer algo. Hace poco vi un libro de Proust y estuve tentada en cogerlo...tal vez para Octubre...En el otoño de aquí.
Un saludo!!!

mario skan dijo...

Strika: Bukovsky lo que tienen es que es medio repetitivo en lo que respecta a las mujeres, el alcohol y el lado oscuro de la decadencia pero es un escritor muy divertido, ja. saludos

María: de Proust conseguí una vez, de casualidad, cinco tomos de su larga novela, a ella agregue Por el camino de Sawnn por lo tanto me falta un tomo que es El mundo de las Guermantes, creo que se escribe así. En algún momento me lanzo a la aventura Proust. saludos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs