jueves, 12 de agosto de 2010

Las fichas de Damas chinas

Damas chinas de Mario Bellatín de la colección de Pág/12 y Anagrama. Ultra-pocket, 78 páginas de letra tamaño 8 de un procesador de texto.
Las damas chinas es un juego de tablero cuya forma es una estrella como figura en la imagen. Los ingleses le inventaron el nombre de damas chinas por su excentricidad.
Damas chinas es el relato de dos historias : la de un doctor y la de un niño que se conocen en el consultorio del primero.
El doctor es un hombre de hábitos poco usuales. El niño también. Ambos tienen buenas historias que contar narradas desde la perspectiva  del médico.


 El relato abre huecos por donde se cuela la imaginación del lector. Casi siempre esas puertas llevan a lugares turbios y  siniestros. Juega un papel importante el efecto contraste: la de un narrador correcto que cuenta los hechos de un psicópata. Por momentos me pareció que esa forma de "no nombrar" lo que quiere que el lector nombre,  se acercaba al Cortázar de Bestiario o al Onetti de El infierno tan temido. Damas chinas apela a la busca de información de nuestro archivo sensorial,  a la reacción ante  escenas poco frecuentes,  por ejemplo, dos vacas cayendo al océano, ¿ qué puede experimentar el lector si no un desbarajuste en la linealidad del relato, un corte sin saltos temporales ?
Una amiga me contó que en una conversación con un hombre que conoció en la casa de una conocida, el tipo le había asegurado que era escritor y que actualmente escribía una novela desde el 2026, ahh, le dijo ella, escribís ciencia ficción ?, no, respondió él, yo me sitúo en el año 2026. La conversación siguió  en la misma tónica,  despachándose con historias fantásticas.
También se da el caso en la biblioteca. Vienen a buscar 23 libros para un curso. Cada libro tiene una ficha que saco al momento del préstamo que luego reúno al azar para tener un registro de los libros con su respectivo Nº de inventario. Cuando devuelven los libros a la sala para ser ubicados en la estantería, paso a colocar las fichas a los respectivos volúmenes, la pila de libros coincide exactamente con el toco de fichas, sin alterarse un lugar, relación unívoca, esto pasa una vez a las quinientas y es una de las formas de la lotería. Uds. dirán: coincidencias pero hasta que no se da una, la vida sigue un curso normal. También se preguntarán ¿qué tiene que ver con Damas chinas ? Respondo: lo inusual. El tipo disfrazado de león al pie de la cama en una escena de El resplandor o el tigre de Bestiario paseando por el comedor.
Un cuelgue con Damas chinas.

12 comentarios:

marichuy dijo...

Mario

Y además de todo lo que cuentas del libro, un extra: no hacen falta muchas páginas para crearnos (o a agrandar el existente) un desbarajuste de ideas, como dices,.

Me gustó la imagen de tablero de damas chinas. (de niña jugaba mucho).

Saludos

Yolanda Arroyo Pizarro dijo...

Es mi libro favorito, me alegro que lo reseñaras.

María dijo...

Suena bien lo del consultorio con el niño jugando al tablero de Damas Chinas. Intentaré enganchar el libro.
Muy bueno lo de la ciencia ficción y hablar del 2026!!
Saludos!!

mario skan dijo...

Mario:es un buen libro. Ando en la busca de otros libros. La vez pasada casi compro un libro medio artesanal pero me decidí por Vila-matas.
Saludos

Yolanda:lo que leí me abrió el apetito, ja. asi que no va a ser el último, además, la colección de Página/12 está genial. saludos

María: el doctor se encuentra con el chico porque éste acompaña a su madre a sesiones de quimioterapia. La referencia al juego creo que se da porques salta de historia en historia.
saludos desde el 2026

e. r. dijo...

Mario!
Tengo ese libro y también estoy necesitando para durante una entreverada lectura de Pynchon.
Leí hace un par de años un librito que me gustó mucho de BEllatín, y después otros textos. Ten una impresión doble: por momento me parece un genio y por otros excesivamente chanta. Lo cual, después de todo, está muy bien.
Saludos

R. dijo...

¡Hola Mario!
A mí siempre me ha parecido que los libros de Bellatín son de rápida lectura pero de digestión lenta.
He leído al menos una decena de libros del mexicano (Salón de belleza debe ser su novela más convencional), quien realizó sus estudios en Lima y más de uno lo creyó peruano e incluyó en diversas antologías de escritores locales.
Saludos,
R.

Richard dijo...

¡Hola Mario! Leí Perros héroes, de Bellatín, hace un par de años y me gustó teóricamente pero no me gustó tanto en cuanto a la diversión (si me entendés). De todos modos, gracias por la reseña: me imagino que leeré algo más de Bellatín eventualmente, pues ¿por qué no éste? ¡Saludos!

mario skan dijo...

Hola Ever, estoy en la voragine de la lectura de Pynchon que cada vez está más buena, pero para sacar la cabeza afuera me doy una vuelta por lecturas breves. Este de Bellatín está muy bien. Saludos

R.raro caso el de este escritor, yo también pensé que era de otra nacionalidad. Si me topo con otro libro de él lo agarro al vuelo, me pareció bueno.Salón de belleza es un libro que suena mucho por acá. saludos

Richard: está buena esa clasificación que haces. En mi caso Bellatín me gustó de la segunda manera, no lo vi como un innovador, en fin me gustó. saludos

Andrómeda dijo...

Vaya, escritor mexicano y yo no lo conocía ni de oídas. Upss!
Lo anoto, Mario, es muy interesante tu reseña, me encanta eso de las imágenes sorprendentes.
¡Saludos!!

mario skan dijo...

Andrómeda:está bueno descubrir escritores coetáneos a mi me pasó con
Zelarrayan un tipo estraño que escribre de modo poco convencional. saludos

Strika dijo...

Hola, Mario:

Pues de Bellatín leí Salón de belleza y otro más cuyo título no recuerdo. Disfruté de su lectura y creo que me gustaría buscar otros libros de él.

Saludos

mario skan dijo...

Hola Strika, te veo en twitter a menundo, Bellatín está bueno no? me perdí un libro a precio moderado que tenía tres de sus relatos conocidos pero bueno, todo se da a tiempo.
saludos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs