lunes, 19 de julio de 2010

La maldición de Wao

¡¡La belleza¡ la belleza¡¡ son las últimas palabras con las que termina el libro  La maravillosa vida breve de Óscar Wao,  final diametralmente opuesto a la historia de  Kurtz que,  en El corazón de las tinieblas,  acaba  gritando ¡el horror¡¡el horror¡
Las palabras finales de la novela de Junot Díaz son engañadoras porque la vida de Oscar Wao  no es mansita. Para comenzar es un nerd torturado por los muchachos cool, las amigas de su hermana, luego los novios de sus amigas (de las que siempre él estuvo enamorado) y por último, de sus alumnos y demonios que permanecen suspendidos en el tiempo  y cuando se activan actúan con efectividad 10 puntos.
Óscar Cabral,  experto en cómic, Tolkien y manga japonesa ( está el infaltable Akira ) y me olvido de los juegos de rol, los videojuegos, las novelas de cf y su propio hábito de escritor, es ridiculizado por sus panas como Óscar Wao haciendo referencia al escritor Wilde que, digamos, nunca ocultó su homosexualidad. El eterno enamoradizo, escritor y obeso héroe, me recuerda a otro famoso obeso muy particular cuya madre frecuentaba a un policía apellidado Mancuso. 
Al final de su torturada vida encuentra algo de redención en el amor pero ya es tarde, el mundo es un globo cruel y República Dominicana no esquivó la suerte de ninguno de los países latinoamericanos que debieron soportar dictaduras de hijos de mil puta.

La maravillosa vida breve de Óscar Wao es una historia de la dictadura de Trujillo. Un recorrido por sus escenas violentas y recurrentes, la historia familiar de la flia Cabral y los años de Óscar viviendo en EEUU y RD.

Como toda novela que ficcionaliza la historia acude a otras voces: En el tiempo de las mariposas y La fiesta del chivo, sobre todo en la última, para disentir en algunos caracteres de sus personajes.
Como toda novela que ficcionaliza cuestiones de maldiciones a través del tiempo,  se mete con el realismo mágico, Gabo y los monstruos del género.
Dicen que la novela en su idioma original es una experiencia con el lenguaje, mezcla de inglés y castellano, neologismos, giros y etc... y ahí radica su grandeza como texto.



Me está pasando algo rarísimo. Cuando leo de noche, los libros me parecen densos. No siempre es una regla pero supongamos que  durante la tarde leí 50 páginas, ando con un ritmo de locos y sin embargo, en la noche, con la paz de cero actividad la trama me resulta cuesta arriba, de uno u otro modo, para no desistir con la totalidad de lo leído, debo abandonar la lectura para la mañana siguiente,  entonces mi entusiasmo se renueva, las palabras me suenan limpias como los punteos de una guitarra, la novela comienza a correr por rieles ligeros. Esta experiencia la tuve mientras leía La maravillosa... y me va a seguir pasando pero ya conozco su remedio. Bueno, ahora ya no es rarísimo.


Si tuviera que mensajear sobre el contenido de la novela de Junot Díaz escribiría la maldición a través del tiempo. También escribiría que el narrador hace un buen trabajo con las citas de Tolkien, Star Trek, Akira y cuánto me pierdo ...diría que el narrador es un tipo con chispa.

18 comentarios:

marichuy dijo...

Mario

De la época de la dictadura de Trujillo en la R. Dominicana, sé tan poco y mira que acá tuvimos algunos exiliados que se quedaron par siempre

Me gusta la forma en que te refieres a la novela histórica, historia novelada, ficcionada. Y comparto tu forma de verlo: en toda historia ficcionada, la verdadera historia sólo se hace presente de manera, digamos, tangencial…

Se me antojó leer a este Junot.

Saludos

R. dijo...

¡Hola Mario!
Claramente recuerdo esta novela de Junot Díaz como uno de los mejores libros que leí el año pasado. Recuerdo, también, que en todo momento pensaba en lo que sería leerla en su idioma original; en si en verdad existía el fukú (en su efectividad) y en si todas esas desgracias juntas, narradas en la novela, no deberían estar originándome lágrimas que no sean de risa...
Delirantemente tragicómica, en gran parte, y muy arriesgada.
Saludos,
R.

Carolina dijo...

Querido Mario: comparto la rareza de la densidad nocturna (esto sonó rebuscado, ja). Prefiero hacer todas las actividades intelectuales durante el día; en la noche no sirvo ni para la lectura. Durante las noches prefiero hacer de vaga y mirar cosas de entretenimiento, sin mucha importancia.
Saludos a las moscas de Ribadabia

mario skan dijo...

Hola Marichuy: coincido, creo que toda novela es histórica como lo es también política, este es el trabajo que le corresponde a los teóricos, ja.y siempre el asunto pasa por la tangente. De igual manera lo que hace que un libro sea leído hasta el final es la forma. saludos


Hola R ¡¡ en todo momento se caga de risa. Me gustó mucho la comparación que hace entre los superhéroes del cómic y la literatura de género con la vida desastroza del óscar, un tipo tímido pero tremendamente enamoradizo diríase enfermo. saludos

Carolina: es verdad Carolina, la noche está para actividades relajadas, una película, un discacho, o una lectura que no nos deja en paz, porque eso a veces sucede, que un libro te pide y te pide y hay que continuar a la luz de las velas, saludos enormes

LaLocaYElFlaco dijo...

Sí.

Leox dijo...

Diaz , un tipo de barrio , un blogger en papel.
Un tipo de escritura , que ya nos confirma , que lo dos punto cero , tiene espacio en la narrativa.

Me quedo , como comentario de tapa de libro , pero se bien así
saludos colega

María dijo...

Me apunto este libro de inmediato!!
Me gusta mucho como entrelaza el libro con otros pensamientos y en consonancia a lo que el libro cuenta.


Hay libros que no puedo llevarme al momento de antes de dormir...se me hacen pesados o me estresan y me quitan el sueño, así que...tengo casi siempre dos lecturas...una de día y otra en la vigilia.
Saludos!!!

Teresa dijo...

Me has desperatado la curiosidad, lo he visto por ahí pero no me decía nada. Después de leer "La fiesta del chivo" me interesa el tema Trujillo por saber hasta donde llega un ser.
Yo tampoco puedo leer por la noche, me encanta leer a primera hora de la mañana, mi mente está despejada.
Un saludo
Teresa

mario skan dijo...

Si, como el final del monólogo de Molly, sí, saludos.

Hola Leox, no lo veo tan así, creo que intenta darle una vueltita más al realismo mágico y éste ya no tiene con qué y puede falsearse. Me parece una buena historia. saludos colega

Estoy de acuerdo con vos María respecto sobre las lecturas; una para el día y otra para la noche, la última tiene que ser una que me esté comiendo la cabeza. Con respecto al libro de JD, entrále con confianza. saludos.

Hola Teresa: si te gustó mucho la fiesta del chivo creo que esta novela de JD también te va a apasionar, tiene varios datos históricos y buenas refutaciones a la novela de VLL. Sacamos en claro que Trujillo fue un reverendo HDP e instaló una maldita culocracia como dice el narrador. Pero su maldición llegó hasta JFK.
SALUDOS

oesido dijo...

Lo siento, puse mi mejor voluntad; me enardecía el triunfo de lo hispano sobre lo Wasp, pero no me gustó. Saqué en claro aprender lo que es un Nerd, eso sí. Lo de las lecturas nocturnas es de fácil diagnóstico Mario: la edad. A mí me sucede algo más alucinante; entro en una especie de sueño de baja intensidad en el que leo/soñando o sueño que leo y me invento el libro, de manera que al día siguiente tengo que desandar lo andado para no inventarme el libro, lo que no le gustaría a su autor.

mario skan dijo...

Oesido, lo de la lectura alucinante es verdaderamente el fin de la lectura misma, qué autor no quiere que su obra sea leída al máximo del poder interpretativo, en este caso el sueño la lleva a las latitudes más copadas. saludos
pd: y la edad, seguro, vuelta a la segunda infancia

Travel Jakarta Bandung dijo...

Very Nice Post here

Thanks a lot
investasi online terbaru dan tercepat, Blogger Templates Colorizetemplates.com,health, tools,news,autocars,mp3, beauty, wedding, pearlset, autocontentt

Gww dijo...

mario, me ha gustado tu comentario porque casi todas las críticas que había leído de este libro (que aún tengo pendiente en la estantería) se referían más a aspectos formales. Tú en cambio me has avanzado algo más y me has abierto el apetito.

Enhorabuena.

mario skan dijo...

Gww:es un libro que si no te engancha con la historia de Trujillo te agarra por el lado de nerd o por los dos lados y entonces bingo¡¡¡
saludos

e. r. dijo...

Hola, MArio!
Tengo visto en una librería de usados Los Boys, su libro anterior. Me da unas dudas, aunque por lo que contás es cuestión de darse una vuelta y probar nomás.
Saludos

mario skan dijo...

ever; no sé que pensar de los boy por mi parte la maravillosa vida breve de O.W es un libro que entretiene, debería ser este su fin ? uno por lo menos, ja

saludos

Strika dijo...

Hola Mario:

La leí hace dos años y me encantó. Escribí una breve nota en mi blog (aunque no tan entretenida como la tuya): http://tripodologia-felina.blogspot.com/2008/09/oscar-wao_08.html

Y sí, yo leí la versión original y me pregunté cómo una traducción podría rescatar toda esa riqueza lingüística. En todo caso, recomendaría a quienes leen inglés que busquen el libro en su versión original.

Saludos

Andrómeda dijo...

Leí La fiesta del chivo, Mario, y me encantará retomar el tema con Junot Díaz gracias a esta reseña que comparte tantos elementos atractivos.
Por lo visto debería intentar al menos leerla en inglés...
¡Un saludo!

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs