domingo, 14 de marzo de 2010

Última de Garp y la máquina de Macedonio


El mundo según Garp 2:
la génesis de Garp es poco usual, no nace entre pescados como el perfumista ni pide algo de beber ni bien asoma al mundo como Pantagruel, su nacimiento es normal , en cambio su concepción dista de serlo si consideramos que una de las partes involucrados en el acto de la fecundación tenía una herida de guerra en el cerebro, sólo emitía una palabra y no manifestaba sus emociones. El mundo según Garp le concede al lector un universo de emociones que estallan como descargas luminosas y lo que parece ser normal en un círculo de intelectuales progresistas es la resultante de una hecatombe emocional que deviene en desgracia. El muestrario de personajes vulnerables cede y la fragilidad asoma. Las peripecias de la familia Garp son breves desgracias que dejan marcas o bien cuestan la vida misma.

El mundo según Garp es el universo de las emociones, una geografía de sentimientos y pareceres en constante batalla. Cómo pudiste hacerme ésto o aquello, puedes hacer el favor de callarte, aunque esta frase es de Carver y por supuesto en inglés, me da la espina que esta corrección en el lenguaje para expresar los sentimientos de un norteamericano medio es la manera de hacer literatura progresista, utilizando el viejo mecanismo de la novela decimonónica y está bien¡¡¡¡¡ como rezaba el sketch de Alberti. Garp lleva todo al límite, es como el ejercicio de teatro que vi repetidas veces en las comedias yankis como la de cagar o la del hombre que se agarra el pito con el cierre del pantalón y todas las personas del barrio, bomberos y sociedades de fomento que pasan por el lugar dicen uhhhh qué dolor. Cinismo irvingniano. Debo decir que de los libros de Irving que comencé a leer fue el único que terminé a pesar de su largueza. Como bien dice el autor en el prólogo que también repite Garp, la novela trata de la lujuria y sus manifestaciones. También de tipos raros, osos, putas, travestis, mutilados, lesbianas, políticos detestables: de derecha, escritores y más.

-----------------------------------------------------------------------------------



Un hombre enamorado intenta preservar el recuerdo de su mujer a través de una máquina pero los recuerdos no deben ser hirientes por lo que debe apuntar al núcleo de la memoria sin palabra: los nudos blancos. Pero como todo es lenguaje trata de entender su mecanismo, permutar signos, ir al fondo con un lenguaje tan veloz en sus cambios... Como no podía faltar, el peronismo se yergue en la trama, los mensajes de Perón a través de la radio en onda corta, el ingeniero alemán que engaña al Pocho con el asunto de la bomba atómica, le hace construir un laboratorio de cemento en Barilcohe auyentando pudu-pudus del bosque pero, dice el narrador, que todo lo que sostuvo la farsa del hombre que tenía el secreto de la bomba atómica se sustentaba en un relato, ficción pura , literatura de lo más convencional. Todo se mueve en un estado policial de control extremo, un homenaje a Philip Hendrix Dick o un refrendo a que el mundo se va definitivamente a la mierda como dice el comienzo de La transmigración de Timothy Archer. El control es total, la tecnología utilizada para controlar la mente humana, el nuevo objetivo de la ciencia es conolizar la cabeza, vender desde adentro, neo-caballito de troya.
Toda la condensación posible de teorías. Falta algo más. Los escritores y sus historias. El inglés viajero, Joyce y su Finnegans, Molly, algunos nombres prestados del Ulises, Borges, Arlt y sus lunáticos y más condensación de energía hasta convertirse en un punto pre- big bang, un aleph borgeano desde donde se puede ver la invención de la argentina a través de la literatura. Y Junior ? y el relato policial ? y la isla del Morel, Moreau, Irlanda, ? Todavía tengo un agujero así con esta lectura.

-------------------------------------------------------------------------------------------------
Nota sobre las imágenes que acompañan al texto: la foto de la tapa de La ciudad ausente fue tomada con la cámara de la Toshiba como se puede observar, pocos pixeles.
La foto de la novela Irving está tomada de la web y representa uno de los capítulos de Garp: costumbres del sapo sumergido, en oposición a la edición de maxi Tusquets en la que se observa una casa frente al mar, supongo que el hogar de la fundación Fields.







6 comentarios:

Marina! dijo...

Yo casí casi termin de leerlo, si no fuese porque mi perra querida decidio comerse algunas parte de las últimas paginas de la novela en momentos previos a que la concluya. Me parecio un libro increíble, muy bueno. Aunque en partes la tragedia toca el absurdo y se me torna poco creíble. Y no se que te parecio pero el tema de la lujuria pareciera tener un transfondo "moralinoso". Bueno, para mi también trata de la mujer en la sociedad, la androfobia, la pareja, los hijos, y esa sociedad.
Un abrazo.

marichuy dijo...

Mario

Fíjate que no he leído El mundo según Garp. Cometí el error de ver (hace tiempo ya en la TV) la versión fílmica holywoodense: Robin Williams, en el papel de Garp, sobre-actuado como siempre y con esa perenne expresión de dolor de estómago (jamás ha sido el actor de mis amores) y Glen Close en el papel de su madre, a quien dibujan como una perfecta feminazi, aunque ella sí está estupenda en su caracterización. Necesito leer el libro para reivindicar la historia.

Saludos

oesido dijo...

Me gustaría saber la opinión del perro sobre la obra de Piglia: condimentada en exceso, sosa, picante, digestiva .... Tengo un par de libros de Piglia pero son articulitos: Formas breves y El último lector. Un abrazo Mario.

e. r. dijo...

Hola, Mario!
vengo poco a leer blogs últimamente y eso deprime, pero está bien también hacer otras cosas por ahí.
Irving me da mucha curiosidad, aunque siempre lo critique así en el medio, como que no tira pero tampoco afloja. Si alguna vez aparece en usados, con techo de 4 pesos, seguro que lo leo. Está la peli también, por cierto.
De todas maneras la reseña genial; pero por sobre todo es genial la de Piglia: ya me dio indigestión. Hace poco leí Prisión perpetua, y esa cosa exagerada de ser metaliterario a toda costa y esto y lo otro es ya muy pesado. Como comerse un kilo de colorete: lo artificial alimenta hasta cierto punto.
De todas maneras, la prosa de Piglia salva del naufragio a veces.
Te sigo leyendo.
Saludos

Leox dijo...

Colega de vuelta de a poco.
A mi el mundo.... me mato , lo que mato del libro es conocer o vivir un año , una vida segun Garp. En esas universidades americanas que prometen.

Piglia la verdad , lo respeto , pero me parece medio opinologo, opina mucho el hombre. Me quedo con la vereda del frente Cesar Aira

mario skan dijo...

Marina, buen destino para el libro de Irving, capaz que el perrito mordedor era pariente de Bonzer y lo hizo adrede, ja, me gustó mucho la novela, si


Marichuy:a mi me pasa que no puedo conseguir la película en castellano ni con subtítulos, por algo debe ser. Es cierto que roby siempre tiene esa cara de ninuninu, quizá estropea al guarrito de garp.

Oesido: comida de primera calidad digo, al menos se la comió. Piglia para perros debe ser medio salado, no sé qué decir.

Hola ever viene de leer blogs deprimentes o deprimente lee, jaa un chistín, Creo que te gustará Irving, si no se puede comprar hay que pedir prestado si señor.

Leox a mi me gustó la ciudad ausente porque en una historia de ficción manda toda su fruta teórica, es como un remedio camuflado, la pastilla mezclada en la papilla para el nene.

saludos a todos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs