martes, 1 de diciembre de 2009

Cómo llamarlo



Maestros de la literatura contemporánea. Editorial Sudamericana. Así se llama la colección de libros que encontré sobre un escritorio de la biblioteca pública que vendía a $3 el ejemplar. Aprovechando la ganga me traje: La vida breve, Cien años de soledad(sin el árbol genealógico de los Buendía), Orlando y Palmeras salvajes ( ambas traducidas por J.L.Borges, quizá el atractivo mayor, aunque si nos llevamos por lo que dice Borges, a la novela de Faulkner la tradujo Leonor Acevedo, su madre ) y Rayuela ( en casa tengo dos ejemplares de la novela y sé que hay mejores ediciones pero no las consigo ).
Para completar la compra, hallé ante la pila de libros La traición de Rita Hayworth, en la clásica edición de Seix Barral y uno de Galeano, La canción de nosotros. Culminé mi compra provechosa con El sueño de los héroes de Bioy Casares, Emecé.

La cosa no terminó ahí ,la suerte con los libros me siguió de cerca.
Luego de una jornada extenuante de paseo por un zoo, tuve que caminar 20 cuadras hasta mi casa, razón: el auto roto. Al iniciar el regreso hice un parate en un kiosco que visito con regularidad para agenciarme de un palito-bombón-helado sustancioso y de paso chusmear sus endebles estanterías repletas de libros, revistas, Corin Tellado, Jazmín y polvo.

Sorpresa debió expresar mi rostro al ver entre los libros un volumen de Cohen, El país de la dama eléctrica, Bruguera, tapa amarilla, cero creatividad o minimalismo incomprendido.
Como lector llegué a Cohen por una rara conjunción. El primer libro que leí de él ( El fin de lo mismo) me pareció y me parece innovador dentro de la literatura argentina. Relatos con elementos de ciencia ficción y una gramática inusual.
Leí las cinco primeras páginas de El país...... de Cohen y noté que no se trata de una trama enmarañada sino de un relato más bien clásico. Este adjetivo lo utilizaba Borges para referirse a Bioy que, ante el desborde de autores latinoamericanos cuyo éxito radicaba en el formato ( Rayuela ) o en cómo lo decía ( Cien años de soledad ), Bioy, en su aparente clasicismo irrumpía en la escena con novelas como Dormir al sol, El sueño de los héroes, Historias de un fotógrafo en La Plata o Un campeón desparejo ( título alucinante ), mezcla de ciencia ficción con elementos porteños y literatura fantástica.

Trato de entender por qué hago acopio de libros y me quedo con dos comentarios.
El primero es de Biber que, ante una colección completa para la venta, de literatura "reconocida" dice, el dueño de esos libros debe haber muerto.
El segundo comentario es de Leox quien predica la liberación de libros. Algo parecido vi en la última edición de la feria del libro local. En el stand de entrada había una mesita, sobre ella, varios libros con una etiqueta verde en la que se leía LIBRO LIBERADO: léalo y hágalo circular. Yo tomé el ejemplar de Carlos Fuentes La región más transparente que duerme en un estante.

13 comentarios:

e. r. dijo...

hola, mario!
jajaja, el libro de fuentes. después de recorrer un montón se sentó a descansar! es lo mejor que puede uno hacer con los libros, ya le llegará el turno, seguro, de seguir camino.
a mí a veces, continuando con confesiones, me entran culpas por lo acumulador de libros que me voy volviendo. todos baratos, es cierto, pero en cantidad ya exceden un poco lo que leeré en un par de años de dedicación completa y esos pesitos pudieron servir para un café al sol, por ejemplo, mirando gente, etc. sin embargo, junto libros.
hoy me traje (tenía que comprar tabaco y está justo debajo de una librería de usados la tabaquería) MARTEDINA, de Giuseppe Bonivari, un siciliano que da curiosidad; y EL JUEGO DE LA VENTANA, de Izzy Abrahami, un búlgaro que ahora nadie recuerda pero que en su momento fue publicado por emece. este último parece un libro genial. y así, todos parecen interesantes.
en fin, así le vamos.
bioy es un capo. lo mejor, se orina en borges.
saludos

marichuy dijo...

Mario

Tú pregunta es la misma que me repito a diario y además, la hago extensiva al cine: compro Dvd’s que siguen en su empaque, sin tocar. Esa necesidad de acopiar libros (y películas) debe ser otra forma de hipocondría, como para sentirnos acompañados.

Pues qué suerte la tuya en el Kiosco del helado; acá en ese tipo de changarros, a lo más te encentras revistas de chismes del espectáculo.

Como ya no soy nada fan de Carlos fuentes, diría que de él valen tres cosas: "La región más transparente", "La muerte de Artemio Cruz" y un libro de relatos que lleva por título "Constancia y otras novelas para vírgenes"

Saludos

Andromeda dijo...

¡Hola, Mario!
Yo también acumulo pero siempre estoy pensando en liberar algunas cosillas.
Leí Palmeras salvajes hace años, pero aún recuerdo esos puntos suspensivos que obligan al lector a ir descifrando y complementando la trama.
Sin duda es un libro "liberado", porque no logro encontrarlo. xD

De Fuentes me han gustado La muerte de Artemio Cruz, Las buenas conciencias y Aura, uno de mis relatos favoritos, aunque tengo un buen acervo suyo -incluyendo el libro que mencionas- esperándome en la estantería, en mi preclara pero no contundente (hasta ahora) intención de leer a un latinoamericano por cada dos traducciones.

¡Un saludo!

R. dijo...

¡Hola Mario!

Sin duda tu compra de libros fue muy provechosa. Apenas salga de vacaciones voy a abasterme de mis primeras lecturas para el 2010 y si la suerte está de mi lado, de algún ejemplar ya leído.

A Carlos Fuentes hace tiempo que dejé de leerle (lo último que cayó en mis manos fue su novela Todas las familias felices). Tanto La región más transparente (de exigente lectura) como La muerte de Artemio Cruz son considerados clásicos de la literatura latinoamericana. Tengo buenos recuerdos de Aura y Los años con Laura Díaz.

Como lo conté en algún post, yo no tengo ningún problema en prestar mis libros, siempre y cuando no los maltraten. Liberar alguno, por más que lo considere un bodrio, sí que me costaría.

Saludos,
R.

Ojaral dijo...

A Fuentes hace bien en detenerlo en la aduana. Que se quede sentado ahí. Cohen: El país es su primera novela y a pesar de lo que parece, no es tan clásica. En realidad son dos tramas paralelas que se entrecruzan sin relación aparente entre sí. Ya va a ver. De todos modos, no es lo mejor que escribió el hombre. Sigo sin entenderlo, a ud, entre la acumulación y la lectura desordenada. Yo acumulo, pero leo prolijamente. Igual lo admiro desde acá.
Saludos!

María dijo...

No leí ninguno de los que nombra. En cuanto a las traducciones, tengo una traducción de "un cuarto propio" (V.Woolf) de Borges, y no me convence. Puede que sólo pase con ese libro. No he visto el de Orlando.
En cuanto al último, el de Onetti, me llama mucho la atención. Tengo pendiente una entrada sobre él. Saludos!!

Leox dijo...

Bioy: El sueño de los héroes, fue mi primer contacto con Bioy , después de eso no he parado. Hace poco compre una edición tapa dura económica “dormir al sol”. La descripción , de los días de fiesta en el sueño , es notable

Faulker: Las palmeras salvajes, libro de aquellos , sobre todo por la estructura narrativa

Onetti: La vida Breve yo lo busque por años , hasta que volvieron a reeditar a Onetti y lo conseguí. Para mi lo mejor de Onetti es un cuento que se llama el posible Baldi

Respecto a la liberación de libros siempre es bueno. Hay muchas personas que incluso prestarían varios de sus libros. Pero hay otro problema la mayoría de los propietarios de libros , rara vez encuentra a personas con las que compartir su pasíon. Es aquí donde entra el Blog e Internet.

Saludos colega

Strika dijo...

¡Hola, Mario!

Tanto hablan de Cohen, que tengo mucha curiosidad. La cosa es que he buscado aquí sus libros y no he encontrado ninguno.

Sobre Fuentes yo diría que sólo tiene un libro que vale la pena: "Aura".

Un saludo

mario skan dijo...

e.r: la acumulación de libros no es vana lo único vano ahí es la palabra acumulación, no, que la asociamos con lo trolos capitalistas. me encantan los libros y a todos los que tengo en casa seguro que media horita le he dedicado es decir, ellos me han hablado por 30 minutos de lo que sea. unos son alegres, otros un plomo otros son los famosos tapao por 1/2 hora y después descollan,

Marichuy: siempre hay un paraíso en la tierra y tal vez este tipo del kiosco no sabe que para mi su sucucho de cuatro por cuatro significa un edén.de fuentes leí aura, la muerte de ...la empecé y me dejó, Fuentes es el tipo de escritor que no me gusta, fachón, aburguesado, prejuicios míos.

Andrómeda: con Faulkenr tengo una sensación extraña, Cohen dice mazazo en la cabeza. Me pasó lo mismo con santuario, que leí en la adolescencia en el mismo tiempo que leí Palmeras...y las descripciones y formas de narrar esas historias es genial. De a poco comencé a releer Palmeras y de digo que la impresión adolescente mucho no ha variado.

R: recientemente presté Historias de cronopios y famas y a la hora de pedirselo al tipo que se lo había dado me mira y me dice qué libro, sonamos. parece que uno no aprende más. sumo un motivo para prestar poco.

Ojaral: soy caótico, anoto en el cuaderno rivadavia que estas vacaciones voy a leer los clásicos griegos, la iliada, después me aburre y sigo con un libro de cohen abandonado, donde yo no estaba, termino eso y sigo con la vida breve y asi todo el tiempo, caotico soy.

María: de virginia woolf leí flush, ahora tengo orlando, libro que alguna vez comencé. woolf me parece una escritora grossa. y onetti, qué extraño es no? muy raro.

Leox: yo quisiera tener un amigo como R con una colección de libro de la gran 7, buenos título, enormes ediciones, pero mis amigos cercanos lectores apenas tienen el eternauta en letra ilegible o mafalda completo. tampoco hay una sala de lectura como la suya.

strika: a los libros de Cohen podés conseguirlos por librería virtual.
Donde yo no estaba es una novela que incorpora palabras inventadas por el autor, como hace Burgues en la Naranja..


saludos a todos y gracias por pasar

Gww dijo...

Vaya paseo más envidiable y fructífero. Me han gustado especialmente los comentarios a la obra de Cohen que no conocía y sobre las traducciones de Borges. También seu cuenta entre sus atribuciones una traducción de La metamorfosis de Kafka pero que realmente ahora se cree que tampoco salió de su mano. Confío en que sí escribiera El Aleph.

Saludos.

mario skan dijo...

GWW, un placer que pases por el blog, ya visitaré el tuyo al que siempre visito y leo pero que muchas veces no sé que escribir para no desentonar, cuestión de represión, urgente psicoanálisis.

saludos

Pollo dijo...

Que suerte para esas adquisiciones!

Lo de los libros liberados es algo que he escuchado hace tiempo, pero aun no encuentro ninguno, será para la próxima

mario skan dijo...

Hola POllo, es la primera vez que oigo sobre los libros liberados y por ahora la única.
saludos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs