miércoles, 29 de julio de 2009

La memoria de los días que voy al cine


Digamos que le dediqué bastante tiempo a las películas, vi dos de Lucrecia Martel: La niña santa y La mujer sin cabeza, vi El curioso caso de Benjamin Button y Milk, todas en dvd o de la computadora así que :

Empecemos por la película que vi en el cine: Harry Potter y el misterio del Príncipe y acá me pregunto por qué no me quedé afuera en vez de entrar con los chicos a la sala y clavarme a la butaca G5 .

No me pareció una buena película la última de Harry. Biber tenía pormenorizado los detalles que pasaron por alto y según su calificada de lectora, este film le debe mucho al lector atento de la saga, pero también queda en deuda con los espectadores que, como yo, sólo asistieron a ver una película . Síntesis: para quedar a gusto con la película había que leerse el libro previamente, no lo dude.

Hay una escena que quedó en mi memoria, la de un mar tenebroso, picado, con altas olas moteadas de blanco y en medio de aquel paisaje de bravura, sobre un fragmento de roca, Harry y el anciano se dirigen a una gruta aún más horripilante. Ese paisaje de terror, espectacularidad y belleza  oscura alguna vez lo soñé y fue curioso que se me presentara una tarde en la que yo no esperaba más que entretenimiento. Se lo contaría a mi analista, pero no tengo, cuántas cosas se explicarían de mi ripiada memoria. Todo por el director de Harry.

Me entusiasma el cine como chiche, entretenimiento y evocación de imágenes. Como cuando éramos pibes e íbamos a ver una de karate y salíamos pateando. Lo dijo Giuseppe Tornatore en  Cinema Paradiso, el cine es un sitio de encuentro.
Los gitanos de Kusturica no eran más apasionados que los que se pusieron a bailar a grito pelado ( mujeres generosas dejando aflorar su rítmica corporal) la vez que fui con una chica a ver Tiempo de gitanos a una sala que, tiempo después, no soportó los exámenes de seguridad . Si mi propósito inicial había sido seducir a la chica, el tiro me salió por la culata, quedé deslumbrado de cine, de historia, de música, de chica también, claro. Tal vez esto sea una etapa obligada que uno debe pasar, la de alucinarse como un niño ante las imágenes gigantes que se proyectan en la pantalla y sentir el filo de una espada, la humedad de los labios o la lluvia.

Volviendo a Harry, hay una escena de muerte en la película, una sentida desaparición de un ser que acompaña a los harrimaníacos desde hace 10 años o más y es una muerte lenta, una caída al vacío con brazos abiertos como debe ser, entonces en medio de la hilera nutrida de la sala se oye el llanto más sentido que uno puede oír en un cine, alguien llora con hipo y traga aire para no morir de pena, siento la mano de mi hijo de 11 años : está llorando.
Los gitanos que se largaron a danzar durante el film de Kusturica, las patadas voladoras que despertaba karate film, los efectos secundarios de la pantalla grande como un efecto doppler, rebrotaban nuevamente en mi memoria .



Cuando la película terminó los chicos que estaban en las butacas de adelante bufaron, pidieron más. Habrá que esperar la última de Potter, yo ya estoy en el baile, quién te dice que no encuentre otra imagen de mi inconsciente y lo converse con mi analista.

21 comentarios:

María dijo...

Desde luego no es cinama paradise, ni o mi capitan, mi capitan...es Harry...como bien dices...la muerte lenta. La verdad es que la película está envuelta en tinieblas, en la oscuridad...no leí los libros, pero me han dicho que se ha comido muchas cosas...en fin...

De las pelis que dices que has visto, sólo coincido con "Benjamin Button". Interesante, aunque no para verla de nuevo (al menos en mi caso)

Me ha gustado mucho la entrada, y la forma de contar la película que vistéis.
Saludos!!

marichuy dijo...

Uy mariano

Me has dado en uno de mis máximos placeres: el cine. Has de saber que fui fan de Harry Potter; me devoraba los libros y luego, por supuesto que veía las películas. Esta es la primera vez que no he leído el libro. Aún así, sin saber si está bien o mal adaptado, me ha quedado la impresión de que es la peor de las seis películas.

No es por chovinismo, pero me parece que la tercera de la zaga, "Harry Potter y el prisionero de Azkabán", sigue siendo la mejor lograda.

También vi la de "Milk" y me gustó bastante; sobre todo por la recreación de Sean Penn; odié "Benjamin Button", me apreció pretenciosa, soporífera y eterna, a punto de dormirme estuve.

Y ve agarrando paciencia, porque el séptimo libro de Potter... será filmado en dos películas, jeje

Saludos

Angry Girl dijo...

yo me la vi, la de Harry, y quede confundida, lei el libro hace ya rato y no recordaba muchas cosas, me toco llegar a mi casa a volverlo a leer y ahi estoy. a mi siempre me van a gustar todas las pelis de Harry, soy una fiel fan, y si alguna sale no muy bien, no importa, yo las quiero a todas y a todos los libros, es como con tu banda de rock favorita, no importa si saca un album malo, lo sigues comprando y oyendo es una mala fidelidad, y ademas no se puede pedir que todas las peliculas de Potter sean maravillosas, alguna teniaque salir regular no?

ademas hay que ver, el libro seis es realmente mas oscuro y triste, ahi ya no estamos hablando de los niñitos divertidos e incocentes de una saga de magos, en el seis todo se empiez a poner mas pesado, triste, denso, oscuro, sin muchos respiros de diversion.

taparoja dijo...

amo ir al cine, los cines del centro.
besos!

lexi dijo...

trabajo en una escuela de cine, mirá vos...

mariano skan dijo...

María: creo que si hubiera vista Button en el cine la impresión que me dejo hubiera sido otra. Una amigo me dijo que le recordó a Forrest, será por el cambio de època,creo.
Hay imágenes de harry que son buenísimas, independientes del todo de la película.
saludos

Marichuy: Me gusta ver películas, es lo que hago cuando tengo tiempo libre.Milk me pareció copada, sobre todo en la dinámica de las negociaciones, en como desnuda el mecanismo.Button tiene buena fotografía y la 3 de Harry es mi preferida y eso que no la vi en el cine por la dormida que me había pegado en la 2, me despertaron las arañas.
saludos

Angry Girl: toda la razón, hay cosas que exceden a la crítica, se quieren con el corazón, se cierran los ojos. Después de todo este film tiene unas imágenes de puta madre.
saludos

Taparoja: voy al village no compro balde de pochoclo ni coca ni aplaudo cuando termina la función, a veces voy a una sala de under y a veces también duermo
saludos

lexi: la mujer sin cabeza o la niña santa?

Ojaral dijo...

Debe ser porque yo nací en el Gran Buenos Aires, en una época en la que los cines se convertían en iglesias, pero para mí cada película tiene esa emoción primaria de la que hablás. Al punto de que me rsulta difícil tener un pensamiento crítico sobre el film. Me quedo pegado a las imágenes, alguna más eficaces que otras, pero incapaz de interpretar nada. No sé si es tan malo como me parece a veces.
Saludos!

Marina! dijo...

yo no sé, harry potter siempre me parecio un bodrio. Pero la mujer sin cabeza está muy buena. No se que reflexión te mereció. incomparables, claro. SAludos Mariano.

mariano skan dijo...

Ojaral: al apostol Pedro le faltó decir en este cine construiré mi iglesia. En las últimas producciones de cine del estilo de Harry, el señor de los anillos, transformer, etc la imagen, el efecto es lo que prima, yo a veces me prendo.
saludos

Marina: mucha gente critica la lentitud del cine argentino, creo que la mujer sin cabeza se encuadra en ese estilo, cine lento, muchos primeros planos ( no sé nada de cine, aclaro)pero con una riqueza de detalles abrumadora, caracterizaciones que convierten a la historia en algo original. La mujer...es primero una crítica social a la burguesía del norte, su trato con los criados, el chusmerío, su visión casi rulfeana de lo cotidiano. La manera de cómo desaparecen los rastros el día del accidente evidencia la impunidad. a mi me gustó

saludos

marichuy dijo...

Mariano

Comentario off topic.

Vine a agradecer tu comentario para mi entrada exilia en el blog colectivo de Escribidores y literaturos.

Y de una vez te respondo.

Imperdonable para mí -que dizque me gusta mucho el cine-, no haber visto ese film de "Los unos y los otros". Es muy posible que esa escena del escape esté inspirada en el tártaro de mi relato; después de todo, su espectacular salto escapista ocurrió en la Patria de Claude Lelouch.

Pero ya fui a San Youtube y vi el video donde tu paisano bailarín danzao al compás de El Bolero de Ravel... me fascinó.

Saludos y gracias

mariano skan dijo...

Si, es una buena película sobre la guerra, los campos de concentración, el totalitarismo, como actuaba la gente con los que apoyaron a los invasores una vez acabada la guerra, siempre con música y danza.
Recuerde que soy fans de su blog.
saludos

Strika dijo...

Hola, Mariano:

No he leído ni un solo libro de Harry Potter ni pienso leerlo. No he visto ni una sola peli de Harry Potter ni pienso verla. No es por sangrona ni prejuiciosa, pero hay tantos libros que quiero leer y tantas películas que quiero ver que me parecería una pérdida de tiempo. La vida es corta.

Milk me encantó. Lo único malo que tiene es a Diego Luna.

Y no he visto la de Benjamin Button, porque tengo el libro y quiero leerlo antes.

Un saludo

e. r. dijo...

Coicido plenamente contigo, mariano, el último harry es una porquería, digan lo que digan los lectores. no sé que le pasó, como que se intelectualizó, no? una lástima. si por lo menos se curtía algún chico o chica este harry, para justificar tamaña lentitud e inanidad de la trama, pero nada. y el viejo, a quíén le importa el viejo, ¿no? ya era hora que muera.
en fin, tu reseña vale más que cualquier mago. es genial.
saludos

mariano skan dijo...

Potter es un mago remilgado que seguro gana. En mi flia lo leen entusiasmados, yo veo las películas.
Milk estuvo genial y a diego luna le tocó hacer la más histérica. Button sólo para ver en casa.
saludos strika

e.r:yo creo que hay una escena para que harry acometa contra la pelirroja que lo tiene hot al mango, pero el asunto termina con un beso entre adolescentes, como debe ser en la corrección. SI no la jkr no hubiera ganado paladas de euros. ya lo dijo el capitán kurt: ohh el horror, el horror¡¡
y el viejito muere por la causa, eso creo yo, me lo dirá mi hijo cuando le pregunte.
saludos ever

Cristian dijo...

Nunca pensé leer Potter y Martel en el mismo envase. El cine sigue siendo irreducible, como el libro ante sus versiones con circuitos.

Abrazo

Andromeda dijo...

Debo decir que siempre me entretengo con las películas de Harry Potter pero, ¿me creerás si te digo que a los tres dias ya las olvidé casi por completo? Por eso mismo siempre tengo la intención de verlas de nuevo...

Me gustó la de Benjamín Button, te recomiento el cuento de Fitzgerald, muy distinto a la película (me parece que está por la página 195 de esta antología):
http://www.bibliotheka.org/?/ver/18078

De Kusturica sólo he visto Underground, pero muero por ver la película que citas.
¡Un saludo!

mariano skan dijo...

cristian: las horas de ocio dan para todo. Desde Milk a Harry o un combo de Babenco, Martel y lecturas de Kundera.
saludos

Andrómeda: deberé leer el cuento de Fitzgerald para quitarme la curiosidad y de una vez por todas ver Underground que no consigo en clubs de dvd.
saludos

Anónimo dijo...

Mariano, yo tengo que confesar que no he visto ninguna de las películas que mencionas. Y tengo que decir que soy una gran aficionada al cine.
Debe ser que me gustan otras películas.
Cine argentino, te puedo decir que me fascina, en genral cuando una película es de ese continente ya le pongo buena cara, es así.
Norma Aleandro para mi es una de las mejores actrices que conozco.
Un saludito
Teresa

mariano skan dijo...

Si, Norma Aleandro aparece en casi todas las películas denomidandas serias de argentina, salvo una que vi la noche pasada con Natalia Oreiro y dIEGO Peretti, Música en espera.
saludos

Arthur dijo...

Me identifico con el Oh Captain, My Captain!, también lloré, mas no con Cinema Paradiso.

Es la 1ra vez que leo tu blog, me gustó como escribes.

Saludos!

mariano skan dijo...

Arthur: saludos, estuve mirando tu blog, interesante. te dejé un comentario.
saludos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs