martes, 9 de junio de 2009

Ford y otro Feiling


Digamos que avanzo con la novela de Ford, ya pasé la línea media del toco de hojas pegadas con goma amarilla, siempre hablando desde el plano material y tangible del libro en sí. En cuanto al otro libro, el referencial, puedo decir que Bascombe, el protagonista, tuvo una serie de episodios extraños, por decirlo de algún modo, en la habitación de un hotel con su chica “esta vez va en serio”; otro suceso latoso con un miembro del club de divorciados del cual Bascombre es miembro, que le contó, a boca de jarro, que durante un fin de semana, vivió un episodio sexual con un tipo de Wall Street, aparentemente normal pero fogoso en demasía. Esta relación suscita remordimientos en el amigo de Bascombe que, una y otra vez, se acerca a la casa del periodista a llorar sus cuitas ¿Es posible que un tipo casado, con hijos, se ligue a otro (tipo) como si éste fuese una bailarina de caño y acaben en un hotel prestigioso siendo para el divorciado su primera vez con un hombre? Claro, las circunstancias no se ponen en duda, se argumenta la culpa y la desorientación.

Lo que realmente me sucede con el libro El periodista deportivo se puede traducir de este modo: la historia se expande, se alarga, va de la general a lo particular, similar a una noticia periodística de estructura de pirámide invertida, el argumento está expuesto en el primer capítulo y después, sólo hace falta toparse con los núcleos narrativos en el momento indicado. La analogía para mi caso sería: los físicos saben que el universo está en expansión porque las galaxias se alejan a determinada velocidad, si hacemos dos puntos en un globo desinflado y acto seguido inflamos el globo, los dos puntos se alejan proporcionalmente en el espacio, cosas así piensan los físicos.

Si hay algo que no falta en esta novela es la confesión y la explicación de los sentimientos, la religión de la novela sucia yanky. Me siento una verdadera basura, soy todo lo inefable que puedo ser, debemos hablar, frases de este tipo no se leen pero uno las imagina debido al consumo de tv y dvd.

Entonces este post debería llamarse: El periodista deportivo II porque todavía ando en veremos pero sé que voy a culminar esta historia.




Toda lectura tiene su ruido. Un malestar que proviene de la posibilidad de estar leyendo algo mejor , la incertidumbre me lleva a ojear otros libros, proliferar en otros campos, quizá pegado al último autor leído: C.E. Feiling y, debo confesar que pedí prestado de la biblioteca pública “El agua electrizada”, editado por Sudamericana, 1993. Veo muchos puntos en común con la novela anterior: citas en latín, también en francés e inglés. Puedo agregar otra coincidencia, personaje vinculado con la literatura similar al poeta nacional, chica “chic”, literatura de academia decantada por un escritor de academia. En fin, me voy en vicio, porque no terminé ninguna de las dos novelas. Con qué derecho, no? Escribir…

9 comentarios:

Leox dijo...

Bascome es medio amargo , pero es un buen tipo , en el dia de la idependencia es vendedor de casas.
Esperando que llegue el compacto acción de gracias , pronto a esta cuidad.

e. r. dijo...

Hola mariano!
me encantó este texto, el tuyo, digo, porque los otros dos ni los conozco.
y esta frase la repongo en este blog,
"Toda lectura tiene su ruido. Un malestar que proviene de la posibilidad de estar leyendo algo mejor "
tan bien explicado!
Es como que usted habla por mí, con palabras que sé que tengo pero no puedo hilar, como exactamente pasa con los poetas. qué bueno eso, no?
yo también tengo mis ruidos, pero lo he vuelto música gracias a la suerte, porque no sé cómo llamarlo sino así. estoy leyendo "la ruina del kash, de roberto calasso, y la verdad es que como que no sé mucho de lo que habla. están talleyrand y toda la troupe de la revolución francesa. como no soy francés, no sé mucho, y como el libro es muy culto y específico, habla de los personajes como si los conociera, de vos a vos, y yo me pierdo. me puse a leer todo lo que había en wikipedia, pero hay demasiado. por cada diez de calasso leo 23 de wikipedia, y así no se puede, se lo digo, termina uno paranoico y deprimido. sin embargo el libro es magistral, como un enema mental que va arrojando de vos toda la mala literatura que vamos tragando gratuitamente, pero bueno, no todo es perfecto, esta sensación viene acompañada a la permanente ansiedad de andar queriendo saber algo más (en algunos casos simplemente algo) de los personajes que aparecen. y me digo en estos casos que soy un lector más pedestre. anduve tentándome con otras páginas, hasta que calé en natalia ginzburg (italiana, para no salir de la literatura italiana). creo que estoy enamorado. la prosa de esta mujer, aunque diga tonterías, me invade de una furia sexual. es todo cuerpo femenino, es decir, histeria, y estas cosas, pues soy una persona simple, me excitan. nadie puede culparme, no? busqué la foto de la ginzburg en wikipedia y es un espanto. sin embargo, sigo enamorado. hacen un bonito matrimonio con calasso, en mi mesa de lectura, digo, una me seduce el cuerpo, el otro me exige el cerebro. como mi mujer casi, solo que ella está más buena y además me dice cosas lindas intercalando mi nombre.
le mando saludos y suerte con los libros...

marichuy dijo...

Mariano

¿Es posible que un tipo casado y con hijos acabe teniendo -por primera vez una aventura sexual con otro hombre? Uff, yo creo que es más común de lo que uno pensaría. Lo mismo aquí, en Nueva York o en China.

Esperemos que la historia del periodista deportivo... llegue a buen puerto.

Saludos

El Beso de Woody dijo...

Creo que estás quemado y algunos de tus comentarista, también!!!
Saludos!!!

Andromeda dijo...

Pues ya siento que la estoy leyendo y espero la culminación de tantos episodios tan, digamos, "novedosos"...
Comparto ese "ruido", pero es en sitios como éste donde voy eligiendo lecturas y depurando mi estantería de libros con portadas llamativas o con mucha promoción, pero insustanciales (aunque el "tragarse" alguno de vez en cuando resulta casi inevitable).

¡Saludos!

mariano skan dijo...

Leox: Bascombe estaba de acuerdo con los argentinos en Las Malvinas, ese dato me resultó curioso, además opina de todo, de los contras, de Reagan, de la posible fabricación de un muro en la frontera con México, ahí se adelantó a la historia, Bascombe el nuevo Verne.

E.r:a mi también me pasa con las mujeres escritoras, me enamoro de ellas pero sería una cosa muy aburrida, en el fondo sabemos que son enamoramientos platónicos. Otra cosa sería ser Miller y Min,una muchacha independiente y bastante liberal en todos los aspectos, el asunto, en este caso, tomaría un caríz vertiginoso y emocionante. me fui al joraca
bueno, me voy

Marichuy: en todos las sociedades y en todos las religiones y entre poetas, curas y locos, hay hombres que se aman entre si.

Beso:quemadísimo. gracias por leer, andaré por tus sitios.

Andrómeda:hago un recuento mental de tus post y me viene a la mente un montón de reseñas dispares entre si.
Creo que la alternancia de autores diferentes favorece a bajar el nivel de ruido, o tal vez es una idea equivocada mía.Por lo pronto, tu capacidad de lectura es enorme.

saludos a todos

María dijo...

Su último fragmento del post me ha gustado muchísimo. Estoy completamente de acuerdo con usted en ese "ruido" exterior que nos seduce para dejar una lectura y adentrarnos en otras...
Coincido con Marichui en que la historia de un hombre casado con otro hombre es más común de lo que pensamos.
Me encantará seguir leyendo al periodista deportivo!!

Saludos!!

Cristian dijo...

Hola Mariano,

Disculpá las ausencias. Buena crónica de lectura.

Abrazo

mariano skan dijo...

Hola María: si, uno va cambiando de parecer a medida que lee una novela larga es como un matrimonio.

Hola Cristían, cuando termine con esta, tomo aire y arracno con la 2º parte.

saludos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs