domingo, 5 de abril de 2009

Tuve una amante SS


Me gusta diferenciar las novelas que se focalizan en narrar un hecho puntual de aquellas que se van por las nubes o tienen tantos puntos de fuga que uno elige el todo, la fuga misma. En este sentido El lector de Bernhard Schlink es un fiel ejemplo de la primera tipología. Ya lo dice el narrador en uno de los capítulos finales, las novelas de vanguardias experimentan con el lector, me pregunto si Caperucita o El perfume no lo hacen también. Este juicio avala mi clasificación.
El lector es una historia de amor atravesada por el nazismo. El autor divide a la novela en tres capítulos a los cuales me arriesgué a ponerles un título:
  • amor-idilio, período en el cual, los enamorados, no hacen otra cosa que el amor, arman su rutina, agregan un espacio para la pelea, etc.
  • juicio-castigo, no es una sorpresa que la mujer es una criminal de guerra, ya lo dice la contratapa. Carga con el asesinato de varios judíos de una manera escabrosa. De esto no la salva nada. A partir de este capítulo el narrador comienza a preguntarse sobre el castigo, la culpa, la ignorancia, la xenofobia, la indiferencia social, la función de las leyes, el estado y la familia. Qué no se pregunta y lo hace de manera coherente, sin tedio ni tecnicismos.
  • Por último el capítulo: perdón-redención. El narrador encuentra un tono equilibrado para soltar sus emociones fuertes. El invierno y el otoño hacen su aparición en el paisaje espacial como psicológico, abundan los colores ocres, amarillos, la caída de las hojas, el bosque bucólico de los románticos alemanes, un Walden de la europa central. Hay un nuevo encuentro entre los amantes después de 18 años? , efecto negativo en el narrador que hace un inventario sensorial de su pasado con Hanna, la mujer de las SS, guardia de un campo de concentración.
Tuve una amante SS no se si es una oración para el espanto o digna de una página bizarra, lo digo, el narrador también se hace el bocho con esa fantasía pero a través de un sueño.





Vencí la idea de ver primero a Kate Winslet antes que leer el libro, pero confieso que, aunque todavía no vi la película, me imaginé todo el tiempo a la británica haciendo de mala, de resignada, de guarda, de lectora postrera.
only love can sustain canta Spinetta pero a Hanna no le alcanza ni eso ni las palabras.

11 comentarios:

María dijo...

Tengo ganas de ver la película y leer el libro. Escapamos de todo lo que somos?? Somos todo lo que hacemos?? Debe ser durísimo saber algo de la otra persona, de tal manera, que haga menospreciar el tiempo que se pasó con ella.
Parece que se juzga al narrador. Puede ser?? (escribo desde la total ignorancia, ya que no he leído el libro ni he visto la peli)

marichuy dijo...

Mariano

Apenas se estrenó acá en México el filme. Mire qué cosas, normalmente yo prefiero (si hay chance, porque a este país las películas –excepción Hollywood, of course- llegan algo tarde) ver el filme y luego leer el libro (así me parece menos injusta la comparación con el libro; manías mías)

En el caso de “The Reader”, no conozco ni uno ni otro; pero tengo un amigo crítico de cine, quien me recomendó mucho no leer el libro antes de ver la película, pues según él, el film no le hace nada de justicia al escrito. Vaya usted a saber; como digo yo, cada quien su cine y cada quien su escritor, también.

Quizá el miércoles me anime a ver el filme y muchas gracias a usted, porque ya me hice una idea más completa de "El lector"

Saludos

e. r. dijo...

HOla MAriano!

Yo vi la peli y la verdad que me gustó mucho. Esta hermosa la tipa y todo eso, pero principalmente la historia está bien armada y es interesante. el personaje es un hijo de puta, y la kw hasta parece buena y todo. Todos los alemanes son responsables, los pocos que pagan nunca van a alcanzar para la salvación de todos, algo así sería lo que se me quedó. el libro lo recuerdo siempre de verlo es estanterías donde el precio excedía por unos 4 o 5 pesos mi capital de entonces, por tanto nunca lo compré. ya le tocará el turno, es seguro. saludos

Ojaral dijo...

Uno de esos libros que me topo todo el tiempo en las mesas de usados. Tanto, que se me fueron las ganas de leerlo, si alguna vez las tuve. Por otra parte, me pregunto si algún día los alemanes van a dejar de escribir sobre el asunto. Supongo que no. Supongo que está bien que así sea. Saludos, Mariano.

mariano skan dijo...

María:el narrador se juzga a si mismo y puede que se encuentre un poquito culpable de lo que sucedió en alemania durante la época nazi. Yo también tengo ganas de ver la película, pero aún no llegó en dvd.

Marichuy:cuanta razón tiene tu amigo. Cuando se promocionaba Charly y la fábrica...de Burton cometí el error de leer el libro y la verdad que me desilusionaron los dos formatos, en el caso de Diario del motociclista sobre el Che, está buena la recreación que se hizo. Con El perfume la cosa cambia, es mejor el libro.

Ever: si, en el libro hace ese juicio moral, la pasividad de la sociedad alemana ante los hechos aberrantes, lo poco que se difundía en tema en los primeros tiempos y sobre todo la verguenza.

Ojaral: parece ser un libro muy manijeado por eso la gente lo compra tanto razón que lo convierte en habitante de las mesas de saldo. Cada vez que lo tuve en la mano me decidía por otro ejemplar. Lo terminé leyendo de la biblioteca pública.

saludos a todos

Leox dijo...

Libro pelicula es la mezcla perfecta en estos ultimos seis meses.
Ceguerra
Benjamin Buton
Via Revolucionaria
El lector.
etc.

Strika dijo...

Hola, Mariano:

Ese libro creo que lo tengo en la casa, porque me suena que mi suegra nos lo regaló. Como buena alemana nacida en los 40, ella está obsesionada con el nazismo y sus culpas. Si no está en la casa, lo buscaré. No tenía idea que la película The Reader estaba basada en este libro. Ya no sé si verla o no antes de leerlo. En fin.

Un saludo

mariano skan dijo...

Leox:acabo de conseguir El lector y a Ceguera, no sé exactamente el título, la vi en el video club, bueno, ahora, dvd-club.

Strika: el libro es corto y muy ágil para leer, no se pierde en disgresiones ni cosas por el estilo, además se puede leer en el colectivo, baño o consultario.

saludos

Cristian dijo...

Hola Mariano,

Pues sí, coincidimos. Pensé que la estrenaban acá el 5 de marzo, no sé qué pasó.

Por Kate cualquier cosa...

Abrazo

Koalbiter dijo...

Mariano,
No ha visto la pelicula, pero como tengo bastantes lecturas pendientes y poco tiempo probablemente termine viendo la pelicula antes.
No me sorprende la obsesion de la gente alemana por los crimenes del holocausto, es algo en los que todo el mundo los señalo y ahora es tabú alla, por lo que mucha gente vivió y creció con la verguenza de ser los malos de la pelicula.
Saludos,
Hugo

Anónimo dijo...

Hola Mariano, he llegado a tus páginas a través de otros blog y me he quedado un buen rato, volveré de vez en cuando pues me ha gustado. Todo lo que me suena a Argentina me gusta y Ribadabia es así ¡no?
Vi la película y a mi no me gustó demaiado, no fue creíble, ella está fenomenal,pero no acaba de rematar. El libro no lo he leído pero creo que es bueno.
Feliz día del libro
Teresa
Si te apetece pasa por mi blog
www.loslibrosdeteresa.wordpress.com

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs