domingo, 1 de marzo de 2009

En el camino

En esta historia no hay un bólido que cruza de punta a punta las carreteras del país, aunque si hay un colectivo pero sin poetas psicodélicos, locos y groupies, bueno al menos eso es lo que me contaron a mi, lo demás ya lo sabía, porque los conozco desde hace 17 años.
La gran novela de viajero en auto escrita en la argentina no existe pero si en un hipotético caso se estuviera escribiendo en la PC de un cíber, en una notebook o simplemente en un cuaderno ( a esta altura ya no existen los escritores a máquina), no obviaría la historia con un piquete y de eso es lo que vengo a escribir hoy.

Si vivís en Río Negro, que es una provincia patagónica, sabrás que las cosas están caras. Un ejemplo: alquilar un depto de un ambiente sale aprox $800 agregale los servicios, se llega a $1000. Ahora a calcular, si sos maestro de grado con un cargo ganás $ 1300, si tenés suerte con dos cargos podés vivir el presente sin proyecciones.

El Alto valle de Río Negro, polo productivo frutícola, está atravesado por un río de ensueño , tiene su acceso por el este en Chichinales, un poblado, como muchos, que creció al borde del ferrocarril y a la vera de un galpón de empaque. A partir de ese punto y rumbo al oeste como quien avanza hacia la cordillera de los Andes, se erigen las ciudades de Regina, Roca, Allen y Cipolletti-Neuquen. Desde el Google Earth se observa una cinta celeste jalonada en su extensión por varios puntos luminosos.

Sobre la ruta que conduce a todos estos lugares, se erigieron dos piquetes, a 800 metros uno del otro. La barricada está compuesta por troncos, neumáticos y hasta la carcasa de un coche viejo.
Sobre la ruta, a 36º se encuentran los maestros y profesores, poniendo la cara, sintiendo el calor del asfalto que sube por las zapatillas de goma, el rostro encremado, la remera liviana pero se está en en camino para esperar y resistir, esperar a que el gobierno de una respuesta y resistir el avasallamiento y el discurso de NO HAY PLATA para nadie salvo para ellos.

Se lee en la prensa: maestros vayan a laburar, vagos de mierd-, zurdos del ort-. Los maestro de antes eran mejores. Claro, la máquina del tiempo se inventó la vez pasada y se comprobó que el paso de los años no influye sobre las condiciones económicas, políticas y sociales ( se hubiera podido resumir este palabrerío en socio políticas económicas? ) y que el cambio sólo se produce en las alocadas cabezas de algunos trabajadores, casi siempre piden lo mismo, mejoras en sus condiciones de trabajo. La semana pasada vi por tv a un grupo de peones rurales que pedían, que rompe-bolas, una cama para dormir, agua potable, que no les capturen los documentos y un salario digno. El periodista enfocó a un hombre, en pleno siglo 21, metido en un tabuco peor que el de Raskolnikov, picado de viruela, avasallado y privado de voluntad para seguir adelante. Pero esto no es novedad en mi país, en latinoamérica, en el mundo.

Mientras estábamos en la ruta y veíamos que la cola de camiones se hacía kilométrica recordaba a un alumno de primer grado que no escribía ninguna palabra coherente hasta que un día su cuaderno se comenzó a poblar de sentido y la sonrisa que traía decía muchas cosas entonces comprendí que la palabra escrita se cultiva, se cuida y riega porque ella crece con el filo de una espada y el peso del agua entre las manos.

Habrá que estar en el camino al ritmo del redoblante o dándole al bombo hasta que el sol se pose tras la barda y comience a teñir de sangre las matas de coirones y como ayer, la luna se asome como en la bandera de Turquía.

6 comentarios:

Morgan dijo...

Hola pibe, qué bueno que es pelear por una causa noble junto a un amigo. Espero que el gremio no regale la lucha por menos que nada. Un gran abrazo.

María dijo...

Intensa sucesión de sucesos...los maestro lo pasan mal por allá!! Y sin duda, uno/a se encuentra "en el camino"...un título muy adecuado.
Saludos!!!

María dijo...

Olvidaba decir que por aquí el tema de los maestros no está tan diferente...y los precios y sueldos no se corresponden.
De nuevo, saludos!!

Andromeda dijo...

Me quedo con esta frase y la guardo entre mis inolvidables.

entonces comprendí que la palabra escrita se cultiva, se cuida y riega porque ella crece con el filo de una espada y el peso del agua entre las manos.

Ojaral dijo...

Aguante, Mariano! Ud y los suyos. Le mando mi solidaridad desde Bs. As. en esa lucha, que es de todos, claro.
Saludos!

mariano skan dijo...

Morgan: nos espera otra jornada en la ruta, esta vez si voy a tocar el redoblante o el bombo.

María:parece ser que en todo el mundo educar a las personas no es una inversión sino un costo que no quieren afrontar.

Andrómeda: de la noche a la mañana, ese chico de 6 años comenzó a escribir historias de varias páginas y estaba tan agradecido, es una experiencia inolvidable.

Ojaral: hay que estar en la ruta, a 36º de calor, con la botella de agua y las convicciones puestas.

saludos a todos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs