viernes, 13 de marzo de 2009

Canje-libros-suerte

En casa tengo libros por leer que siguen ahí floreándose en el anaquel. Tengo: una novela de McEwan, El inocente o la reciente ( aliteraré cuando sea posible ) adquisición en Walt Mart de una biografía ilustrada de Borges escrita por Alejandro Vaccaro, Ediciones B por $15, hermoso ejemplar repleto de ilustraciones, facsímiles y fotografías.También dos libros de Javiaer Marías:  Corazón tan blanco y Travesía del horizonte.
Soy un tipo con suerte, a no dudarlo, ayer fui al conje de libros, sucucho de 2 por 4 mts, en donde en una de las paredes libres se elevan tres estanterías enclenques a punto de derrumbarse encima de cualquier ratón de biblioteca, repleta de revistas de los años 80, 90 y 100 ( para los que son argentinos ahí va el nombre: Viva, Destape y Shock, mechadas con algunas sin nombre en la que se ven fotogramas de sexo explícito) todas ellas con el polvo suficiente como para despojarlo con una escobilla de antropólogo.

Decía del local que canjea libros y revistas, que tiene grandes estanterías de reliquias. El muchacho que regentea el negocio saca más ganancias con la quiniela y vendiendo coca-cola a las 4 de la tarde con 40º de calor que vendiendo libritos de Corín Tellado, Jazmín y otros ejemplares de bolsillo. Dentro de su tesoro empolvado hay un espacio para los libros, of course, Dan Brown, Sinclair, Le Carre, uy me olvidé el nombre de los famosos, también hay vestigios de una colección Biblioteca básica Universal del Centro Editor de América Latina que contiene libros de Cervantes, Wilkie Collins, Shaw, Unamuno, etc.



Como le decía, ayer conseguí por $15 ( y a este número lo juego a la quiniela, la niña bonita ) Alguien que anda por ahí de Julio Cortázar en una edición de Sudamericana-Planeta del año 1988 y una verdadera joya de Héctor Libertella, El camino de los hiperbóreos, Paidos, 1968, lo que indica que es la primera edición. Algunos dirán qué me importa que un libro sea del año x o del año b, pues amigo yo les digo que soy un fanático.
Sin embargo mi búsqueda frenética de libros no altera la lectura de la primera aproximación que tengo hacia una novela de Martín Amis, Los campos de Londres, 1989, en la edición de compacto-anagrama que me presta la biblioteca pública, ¿qué haríamos nosotros sin la biblioteca pública que nos ofrece libros de excelente calidad? y a veces agotados en las librerías como el ejemplar de Arnold Hauser, Historia social de la literatura y el arte, tal vez pasada de paradigma, no sé, pero igual su lectura es reconfortante, o la edición en un tomo magnánimo de La montaña mágica de Thomas Mann o el ejemplar de Rayuela en una edición con la tapa de pizarra que nunca volví a ver.
Mi amigo Raúl siempre pregunta : leíste todo lo que tenés en la biblioteca?, claro que no, están ahí solo porque los amo, me conformo con abrirlos, olerlos y leer algún pasaje como: "Un hombre pasa con un pan al hombro / ¿voy a escribir, después, sobre mi doble?...Un albañil cae de un techo, muere y ya no almuerza / ¿ innovar, luego, el tropo, la metáfora ? " o quizà estos versos " Que estará haciendo esta hora mi andina y dulce Rita / de junco y capulí / ahora que me asfixia Bizancio, y que dormita / la sangre, como flojo cognac, dentro de mi " los dos poemas de César Vallejo reunidos en su Poesía completa de Casa de las Américas, Cuba.
Como verán sigo con mis compactos-anagrama pero ya pronto caeré sobre el libro de Cortázar y el ejemplar extraño de Libertella.

11 comentarios:

e. r. dijo...

Ey, buenísimo lo de libertella. a mí la verdad ese tipo me da mucho curiosidad. comparto también hoy: conseguí en parque centenario la primera edición de la luz argentina, de césar aíra, centro editor, con una foto de un adolescente aira. me costó 7 pesos y como aira está de moda y a mí me chupa un huevo, irá a mercado libre 70 o 80 pesos, todavía no sé. ví en internet que lo venden por más de 240 pesos, está loca la gente para pagar así por un libro, no te parece?
saludos y métale con la lectura.

R. dijo...

Hola de nuevo!

Le cuento Mariano, que a mi enamorada, el mes pasado (no me haga decir qué día), le regalé uno de los tomos con los cuentos completos de Cortázar que vienen en Punto de Lectura. Creo que la achunté! Ella me regaló Calicalabozo del colocho Caicedo (también le atinó, pero con ayudadita extra).

A ver si algún día le leo comentar las novelas que menciona de Javier Marías; especialmente Corazón tan blanco.

Vallejo, un grande!
Saludos,
R.

P.D. Dicen mis caseros libreros que me pueden conseguir La novela luminosa de Levrero. Leí a la volada los posts que le dedica a este libro. Así que antes de comprarlo, quiero ver cómo me va con su "Trilogía involuntaria".

Ojaral dijo...

Comparto con Ever: buenísimo Libertella. Yo conseguí ese libro hace un par de meses y lo leí de un tirón y con bastante asombro. Una novela inusual desde dónde se la mire. Le va a gustar, espero. Lo mismo la de amis, para mí la mejor que escribió. Todavía sueño con Nicola Six.
Saludos!

Strika dijo...

Hola, Mariano:

Corazón tan blanco es uno de mis libros favoritos. A ver qué opinas tú. (Creo que Marías es uno de esos autores que provoca sentimientos extremos, o lo odian o lo aman. Yo me encuentro entre los últimos). Pero ya leeré tu punto de vista más adelante.
Un saludo

Andromeda dijo...

También leí Corazón tan blanco y me gustó mucho, aunque, inexplicablemente, es de esos libros que olvido pronto.

Tengo esa obra de Hauser en tres tomos, es una buena fuente de consulta, si duda.

¡Saludos!

María dijo...

No conozco ninguno de los libros que dices...me gustaría conocer (ya que ando algo anglofila) "los campos de londres".
Entonces importa el año?? Por aquello de quién lo traduce?? Yo ahora estoy encontrando novedades recien estrenadas, pero que hasta estos momentos no habían sido descubiertas.
He de decir, que me pasa como a su amigo...tengo libros en casa que no he leído y me acompañanan...
Preciosa reseña...he disfrutado mucho leyendola.
Saludos!!

Humanoide dijo...

He comprado grandes libros en los supermercados, lo que de por sí es extraño, ya que nunca voy a comprar a los supermercados, excepto cuando algún colega me comenta el hecho excepcional de que tienen éste o aquél otro libro. Tendría que ir más seguido, para ver si tengo suerte, pero me dan lata los supermercados. Siempre hay que hacer colas tremendas para pagar... y uno pierde mucho tiempo eligiendo. Prefiero comprar en el almacén del barrio, prefiero comprar en mi librería amiga.

En fin, un saludo colega.

mariano skan dijo...

e.r: buena idea la de mercado libre. Por Aira pagan eso? por Libertella no creo que llegen a $100, no porque sea malo sino poco glamoroso.

R: puede que Caicedo esté pasando su pico de lectura masiva? he visto muchos blogs que escriben sobre él. Meses atrás, en la revista Ñ también lo ponderaban en bueno téminos.

Ojaral: me está costando la lectura de Campos de Londres. No veo para dónde va. o es que el escritor se tomó tantas páginas para describir personajes, la idea no está mal. voy por la página 166 y lo más interesante es Nicola Six.

Strika: cuánto tiempo? que bueno que ande por acá. Mire a Corazón tan blanco comencé a leerla y la dejé en el momento en que él divisa a alguien desde el balcón, creo que en Cuba. Ya la terminaré.

Andrómeda: también en la biblioteca popular se encuentran los tres tomos de Hauser. Es un material muy bueno de oconsulta, otro visión del arte.

María: he tomado la costumbre de mirar quién traduce, a veces no lo conozco pero sé, por ejemplo, que Pedro Salinas es un conocido traductor de Proust o que hay una edición de los cuentos completos de Poe traducidos por Cortázar y también un Robinson Crusoe.

Humanoide: ay de los supermercados, acá en la zona hay tres que venden en sus mesas de saldos libros buenos y baratos. conseguí buenos títulos es una garantía de descubrimiento.

saludos a todos

marichuy dijo...

Mariano

Los viajes a las librerías de viejo (cada vez más escasas acá en México, o en todo caso cada vez con menos cosas interesantes, en lugar de viejos libros de Tolstoi o Chejov, ahora venden libros de segunda mano de Dan Brown) siempre me resultan reconfortantes, al tiempo que melancólicos.

Esa portada del libro de Cortazar, me recordó a un libro que leí de niña, sobre leyendas de nahuales y aparecidos en la sierra oaxaqueña.

Un saludo y gracias por pasar a mi blog

PS Creo que leí en un mal momento a Javier de Marías, porque no acabo de engancharme con su literatura.

Koalbiter dijo...

Ultimamente no me he topado con nada nuevo en supermercado, pero si tengo varios libros que he comprado ahi, generalmente libros de alguna colección vieja o en mal estado pero que tienen compostura.
Yo compré hace varios meses el libro "Travesía del horizonte" de José Maria, pero tengo también en el librero un monton de libros que me exigen ser leidos. Me gusto lo que dices de comprarlos aunque esten en lista de espera.
Aca en Monterrey Mexico, hay algunos libreros anticuarios, pero generalmente te encuentras viejas enciclopedias o best sellers olvidados, algun tesoro enterrado algunas veces, bajo una tumba de revistas.

Saludos,
Hugo

mariano skan dijo...

Marichuy: hola, siempre leo sus comentarios en las páginas de Ojaral y Strika y he visitado su blog varias veces. Me gusta la música que pone alli.Seguiré pasando por allí.
saludos

Koalbiter:tanto tiempo, le cuento que los supermercados no son mi luigar habitual de compra de libros pero siempre se consigue algo bueno.
saludos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs