martes, 7 de octubre de 2008

DEL AÑO DEL SKYLAB: LOS TIPOS DE LA FURGONETA.

Los muchachos que bajaron de la furgoneta, ataviados con capa y sin espadas, eran alrededor 30 tipo exóticos con apetito de carne. Había uno, de aspecto célebre, que llevaba la voz cantante, si la memoria no lo engaña, era un sujeto canoso, de porte enérgico y modales briosos. Dispusieron las mesas de manera tal que todos se vieran las caras entre si, hasta ahí recuerda, porque en esos años no era normal ver a un grupo de hombres con ánimo proselitista y menos que ondeara, en una de las bandas de la furgoneta, un pabellón colorado. La primera impresión que tuvo fue: son comunistas y están debatiendo algunas especie de directiva,¿ cuánto demoraran las autoridades del pueblo en detenerlos y fusilarlos? Una especie de vaho de ansiedad flotaba en el restaurante, mientras la madre servía los platos, no veían la mala hora en la que el ejército, en pos de los valores occidentales y cristianos, pusieran orden. Pero los tipos de la furgoneta y la bandera colorada, comieron, fumaron y volvieron a engullir potecitos de flan con crema y se marcharon y nunca pasó nada. Años más tarde, cuando nuestro catalogador de palabras iba al secundario, su madre le contó una historia de guerrilla: Hijo mío, los años 70 fueron terribles para nuestro país, todo estaba podrido y nadie sabía quién era quién,( creo que todavía esa pregunta aún no se ha dilucidado) nuestro proveedor de boletas y formularios que necesitábamos para el restaurante era una imprenta que estaba en Bahía Blanca; al tiempo nos enteramos por La Nueva Provincia que habían sido capturados por el ejército, al parecer, el grupo además de tener una imprenta comercial,se dedicaba a otras actividades que nada tenían que ver con linotipos ( esto último lo escribió en su libreta porque su madre jamás dijo linotipo) .

Eso había ocurrido el año que cayó el SKYLAB. y si se pone a buscar más profundo, con mayor intensidad, con ímpetu riguroso para sacar a la verdad, al mundo real y consciente, todos los recuerdos del año 1979, hay uno que aflora como yuyo malquerido, el del buzo marrón con el símbolo del mundial 78 estampado a la altura del pecho cerca del corazón, lisito como un peluche, con el que su madre lo vestía para ir al peluquero, otro tipo raro que vestía de negro y tenía una gran porra cana modelada con spray . Hace memoria, nuestro insondable catalogador, y anota en una breve libreta con tapa de corcho y papel reciclado:"es fantástico escribir con este bolígrafo de punta delicada, la letra se arma perfecta".

8 comentarios:

LEOFUMOPIO dijo...

¿Podriamos decir que Skylab es una especie de Zuckerman patagonico?

Bárbara dijo...

Estas dos últimas entradas, ¿fueron escritas por vos?
Me gusta lo que leí, tiene un toque de ironía interesante y trágico por otro lado, la cantidad de atrocidades que se han hecho a lo largo de la historia en pos de sostener la moral occidental y cristiana, que flaquea cada medio minuto por otra parte.
Llega un momento en que la clase media pide su millón de muertos, como dice Saer en "El rio sin orillas". Leí que estás con Cicatrices, librazo. De lo mejor Saer.
Saludos.

Ojaral dijo...

Los padres de Albertina Carri también tenían una imprenta clandestina. No sé si viste "Los rubios". Hay una rima posible entre esa peli y esto que contás del Skylab (al menos en este post). Esa visión exótica y temerosa que el entorno tenía de los desaparecidos, el aislamiento al que habían llegado, etc.
Por lo demás está muy buena esta historia. Dan ganas de saber como siguen las memorias del catalogador de palabras.
Saludos.

Strika dijo...

Muy buena la continuación, Mariano.
Saludos

María dijo...

Me ha gustado mucho...y el cuaderno y pluma de nuestro catalogador, increible!! Un saludo

Bárbara dijo...

Mariano: "Palmeras salvajes" traducido por Borges: hundido! Ya lo leí, a que también llegaste a ese libro por Saer? Yo escuché en una entrevista que el señor de Serodino decía algo asimilable a "me partió la cabeza las palmeras salvajes" Con lo cual dije, si a Saer le partió la cabeza a mi me tiene que dejar en estado catatónico por meses.
¿Otro para la lista?
Saludos y gracias!

Bárbara dijo...

"...el señor Borges asegura que la traducción del libro lo realizó su madre: Leonor Acevedo" Qué genio, Dios!
Por este tipo de dichos estoy con ganas de leer también "Trabajos" de Saer.

Me puse a investigar, me parece que me voy con Gambito de Caballo (el otro después).
Sabés si en un determinado libro empieza a situar sus ficciones en Yoknapatwaha?
Saludos y gracias por las recomendaciones!

mariano skan dijo...

Leo: el SKYLAB era una amenaza simbólica. De los libros de Zuckerman sólo leì Pastoral americana y él sólo era el narrador de la triste historia del Sueco Levov.

Bárbara: a Cicatrices lo llevo desde hace como tres meses, siempre presente en la mochila, en la gaveta del auto, donde sea, pero no la puedo terminar. Me parece que se hizo una película basada en el libro.

Ojaral: desconocía la películas Los rubias pero si sabía de las imprentas clandestinas. Lo de los tipos de la furgoneta es verdad, nunca supe que hacían, yo tendría unos 6 años y el proceso estaba a full chupando gente, después me enteré que los hijos de puta se llevaban a los que leían, actuaran, rieran o combatieran.

Strika y María gracias por leer y opinar.

Nos estamos leyendo, saludos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs