lunes, 8 de septiembre de 2008

ENDEREZANDO CLAVOS




Ahh de la edición de Rayuela de Andrés Amoros, Cátedra, Letras Hispanas, 1997, ahh de la edición comentada, con un mapa desplegable del París de "Rayuela" en el que sólo se ven cuatro colores: el verde, el rojo , el celeste y un cuadriculado amarillo. Qué hubiera sido de mi primer lectura de Rayuela si en vez de caer en mis manos la edición de Sudamericana hubiera sido ésta, erudita,docta, con 99 páginas dedicadas a una introducción con títulos como: vértigo cotidiano, ¿antinovela?, el rollo chino, etc. ya en el primer capítulo, el lado de allá, hay un llamado de cinco renglones y , depués la tónica es la misma, tres líneas diez llamadas al pie. ¿por qué reparo en Rayuela? Lo hago porque ayer a la tarde, mirando un álbum de fotografías sacadas con un rollo Kodak di con una foto de mi hijo Mario leyendo debajo de un duraznero cargado de frutos rojos; recuerdo la toma como si fuera ahora, él parado, con un libro de Cheever abierto a la manera de Ceferino Namuncura leyendo un breviario, una mata de hojas le corona su abundante cabello, es una buena foto. También vuelvo a sentir la inclemente jornada, calor, humedad, sol picante, sequedad en la garganta. No importa que ande descalzo sobre las baldosas heladas, el frío no sube de la planta de los pie a la cabeza, no surte un efecto refrigerante, se da una situación global, el calor toma por entero mi cuerpo y lo abraza, sumiéndolo en un sopor que sólo se tolera con pileta y agua helada en la nuca. Esa tarde soportábamos el calor en el patio, metiendo los pies descalzo en el agua helada de la bomba, hundidos en la reposera, con un libro en la mano. Ahora si se da la imbricación con el capítulo 41 de Rayuela: Oliveira endereza clavos a las 2:30 de una tarde calurosa, rumiando pensamientos sobre el silbido en la literatura, pensando en tomar mates pero se ha quedado sin yerba. Oliveira, para mermar el calor, se autosugestiona ,se bolacea. Entonces le digo a mi hija Mario, imaginemos que estamos en el polo, no importa en cuál de los dos, estamos en un lugar frío, helado, pasmoso. Todo se detiene: motores, circulación sanguínea, se para la putrefacción del cadáver de Walt Disney, se forman cristales de hielo en las lágrimas de las viudas y más.
Por eso encaré, a la mañana siguiente ,al libro de Cortázar, docto, culto y repleto de explicaciones. Cuando intenté una relectura de Rayuela en esta edición no pude, pero no lo logré por otras razones que más tarde explicaré, por ahora, enderezando clavos en el frío más cretino.

12 comentarios:

Ojaral dijo...

Las notas al pie son como un canto de sirenas para mí: no puedo resistir la tentación de su llamado, lo que dificulta mucho una primera lectura.
De todos modos, tenés razón: son lindas esas ediciones de Cátedra.
Saludos. Y espero la continuación.

hbЯ dijo...

no debería decir ésto en voz alta---
pero soy una detractora de Cortázar

.

perdón


.
nunca me gustó...

LEOFUMOPIO dijo...

Conosco las dos ediciones y me quedo con la que no tiene notas al pie de pagina.
Para mi Cortazar fue un escritor muy importante entre los 18 o 20.
Tengo un sentimiento hacia él, como si fuera un tio o un hermano mayor.
En Fin todavia , me maravillo cuando encuentro a mujeres que tienen ese aire de cortazianas.
Saludos señor bibliotecario.

LEOFUMOPIO dijo...

Fe de errata era: conozco no conosco.
soory

mariano skan dijo...

Ojaral: Al contrario de lo que pensaba, las ediciones comentadas son más provechosas para una segunda lectura que para la primera, a excepción de El Quijote.

Hbr: No sos la única que no simpatiza con Cortázar, Aira dice que el mejor Cortázar es el peor Borges y Fernado Vallejos dijo algo por el estilo.

Colega, hace mucho que no veo a una Maga por la calle, de las que hubo muchas en la década del ochenta.

saludos

Shangri-la dijo...

Hola. Informamos que se puede descargar el último número de nuestra revista sobre literatura y cine en:

http://shangrilatextosaparte.blogspot.com/2008/09/shangri-la-n-6-mayo-agosto-2008.html

Un saludo.

Babi dijo...

Mariano, gracias por tus palabras. Segui pasando. Sos bienvenido.

Tarántula dijo...

No me gustan las notas al pie cuando leo por primera vez porque distraen el flujo mágico de la lectura.

Me gustan las notas al pie cuando leo para investigar, entonces ellas me aclaran, son como un guía turístico. Allí si me reconfortan.

Puta se nace dijo...

Gracias por tu visita.

Katrina Van Dassos dijo...

Andrés Amorós es un maestro en lo suyo, se sale por todos los lados.

Tengo una entrada de un libro suyo por si quieres echarle un vistazo, se llama Luces de Candilejas.
http://denmeunpapelillo.blogspot.com/2007/02/luces-de-candilejas-andrs-amors_5521.html

¿Y qué voy a decir de Cortázar?... poco más.

Un saludo-

Andromeda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Andromeda dijo...

Yo tengo precisamente la edición que comentas (lista para una relectura). Seguro que las notas me serán provechosas.
Gracias, un saludo.

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs