domingo, 4 de mayo de 2008

ESCRIBIR EN UN CUADERNO ( 2 )


Es cierto que la caligrafía es importante. Pero es un instrumento inconsciente. Nadie se empeña en hacer la letra grande, redonda y derecha. A lo sumo un alumno que actúe bajo la presión de la maestra. La caligrafía nace con nosotros, estoy hablando de la escritura corriente, la que se utiliza para escribir del pizarrón o una dirección. La otra, la ornamentativa se aprende, se hace con displicencia para lograr resultados perfectos.


Por eso a la hora de escribir en un cuaderno el tono de la caligrafía se da por el estado de ánimo.
Muchas veces he revisado mis escritos con el único propósito de observar la letra de manera que tengo un registro con tres tipologías que se repiten: la letra inclinada hacia la derecha, la que se inclina hacia la izquierda y la letra pequeña( agreguemos también la letra grande). Los grafólogos tienen un discurso preparado pero todavía no consulté ninguno de sus libros. Parece ser,según leí por ahí, que es una práctica milenaria, detenerse a corresponder un tipo de letra con determinadas característica del individuo: letra grande y redonda, asimilación detallada de la realidad circundante, letra chica y obtusa, preponderancia a crear mundos de fantasía, etc.


Admito tener otro tipo de obsesiones a la hora de escribir en el cuaderno por ser este de carácter irreversible, es decir, incapacidad de volver hacia atrás sin que no deje una prueba concreta ( mancha, raspón, blanquito, tachón ) Puede pasar una semana sin escribir o todo lo contrario, escribir todos los días, tres o cuatro páginas, siguiendo el hilo narrativo de una historia , lo que no es muy común.


Escribir en cuadernos es un registro manual que se guarda en los últimos estantes de una biblioteca o adentro de uno de los huecos del placar. No funciona como diario sino como cuaderno de notas, en la que se ven plasmadas las lecturas, reflexiones y otras menudencias indignas de propagar como si fuesen normales.


Los escritores suelen tener sus diarios. Los poco que leí tienen datos de sus obras, confesiones, opiniones acerca de otros colegas, descripciones de sueños, vacaciones, mujeres, hombres, etc.
En el diario de Cheever hay referencias a su homosexualidad encubierta durante toda su vida. Virginia Woolf habla mal de su amiga Katherine Mansfield, detesta la obra de James Joyce y saca a relucir su antisemitismo. El diario por si solo es una caja de Pandora, repleto de demonios virulentos que al abrirse corren a posarse sobre algún organismo.
En mi opinión, el diario de un escritor, es un buen apunte para comprender su obra.


En este preciso instante estoy revisando la última escritura que hice en el cuaderno.¿ Por qué todos leen a Haruki Murakami ? Sin pretensiones de ensayo o artículo, lejos de eso.
Murakami y Tokio Blues, Murakami y Kafka en la orilla, los más conocidos.
Para responderse a esa pregunta inevitablemente habrá que leerlos ?

No hay comentarios:

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs