martes, 15 de abril de 2008

SORIANO SIN SOMBRA



El capitán Ahab acabó con toda su tripulación en el fondo del océano menos Ismael, que se quedó para contar la historia más famosa de la novelística norteamericana. De la ballena no se supo nada, de igual modo, Moby Dick sin Ahab no tiene sentido. El mundo es una batalla a muerte y la causa por la que se pelea no tiene un asidero firme. Sostenido por un ataúd, Ismael es rescatado por el Rachel que busca a un bote perdido en la inmensidad del océano.
Fin de la novela. Comienzo de otra historia.

Por la tarde voy a la biblioteca y encaro al estante de los libros de Soriano. La hora sin sombra, Norma, 1995, plena época menemista, inevitablemente uno no puede dejar de trazar paralelos . Leo la primera página y ya sé que con ella me voy a quedar hasta que diga fin. La historia del novelísta que sale a recorrer las rutas del país junto a su padre me atrapa de inmediato. Notebook, Torino tooneado y gasolineras. Es una novela de aventuras. Sin embargo todo lo que estoy haciendo no son más que anticipaciones. A medida que voy leyendo me doy cuenta que la historia pasa por otro lado. Aparece Perón, Evita, los cincuentas y el tango.
Cuando avanza en el tiempo inevitablemente se topa con la guerrila y los militares.

La reconstrucción de la historia familiar es la tarea que se plantea el protagonista y para ello tendrá que desandar varios caminos, estar otra vez en la ruta como Kerouac.

2 comentarios:

Daniel Rico dijo...

EN LA RUTA, de KEROUAC aparese un personaje que luego menciona BUKOWSKI como amigo suyo, creo que en el libro LA MAQUINA DE FOLLAR.

¿por casualidad lo conoces?.

No me acuerdo mucho de LA HORA SIN SOMBRA, recuerdo un tipo que se va quedando sordo y viaja junto a un gordo que colecciona huevos kinder...

¿es esta novela?

mariano sandokan dijo...

Cómo va Daniel: con la novela de Soriano voy por la página 91, los episodios que pasaron fueron el tiroteo y la aventura del negro que juega al basquet.No llegué al gordo de los huevos Kinder.
De Bukowski leí mujeres y un librito de poemas editado por Página12 hace años. Los cuentos de la máquina de follar no los recuerdo. En Mujeres hay un episodio donde el está en el mismo hotel donde se aloja Burroughs, los dos son celebridades pero ninguno se digna ir al encuentro del otro por un saludo. Burroughs era amigo de KEROUAC y se lo menciona en el libro En la ruta.Hay una foto que después te voy a mandar.
no vemos

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs