martes, 5 de febrero de 2008

Estas palabras no van

Sin dormir siendo las 4AM. Un breve lapso, territorio del sueño, ocupado por la horda sabandija que no se presta a la costumbre. Descalzo por la casa en pleno verano, admito dificultades a la hora de redactar este informe que obliga a despegarme de la almohada. Es más, uno de mis hijos chateaba frenéticamente cuando le pedí que se retirara del sitio de trabajo para esmerarme. Trago café dulce. Observo como se hincha la cortina de bambula.
El señor Bulnes, exitoso empresario de ventas, dió una conferecia hoy por la tarde, en uno de los tòrridos salones de la biblioteca pública. Llegué ahí por pedido. Mi trabajo consistía en escuchar y luego transmitir. Lo vi parado encima de la tarima y me dije: con este tipo nadie se va a aburrir, evidentemente su aspecto exterior estaba mechado con modales lisonjeros de hombre de mundo. Peinado a la gomina, corbata rosada, pendrivers colgados al cuello de una cadenita de plata, para nada arisca in situ. Comenzó su charla con una presentación descargada de su notebook. Debo confesar mi debilidad por esos aparatejos pero, en rigor de verdad, la suya, la del empresario de ventas, no era gran cosa. Si tengo que evaluar las placas que se proyectaron en el lienzo blanco, aplaudo. Luego encendió una luz que le daba exactamente al pecho que iba manejando con pasos, hacia atrás, hacia adelante, como le viniera a bien. Tema de la conferencia: qué no hay que pronunciar delante de un potencial cliente. (si señor).Silencio en el recinto. Preguntas inquirió. Una blusa veraniega se elevó en la segunda fila. Pude repetir el título de la ponencia? Claro. Lo hizo. no hubo nada más. El tipo empezó a hablar de la empresa, las relaciones y todo la panegírica. Pero yendo al tema que nos compete, estoy en contra de las palabras de moda, y qué quiero decir con esto? Estoy en contra de la palabra BÁSICAMENTE, y voy a dar mil argumentos para que en los próximos manuales escolares se la tache con rojo. Hay que ser una maestra mala, una verdadera señora mala. Ustedes nunca escucharon con atención a un sujeto trantando de explicar algo a alguien y de pronto se despacha con la palabra BÁSICAMENTE ?Pués yo si. A qué se refiere con Básicamente? Los tipos quedan absortos ante la mirada del interrogador y no saben si el que les habla es un retardado o un genio de la semántica. Una vez un tipo me dijo es como atajar el camino y en vez de decir yendo al grano digo básicamente. Interesante. Otro: es una palabra que induce a que se hable de la idea troncal del asunto y yo le respondo con otro modismo ultra-utilizado ahbue, los odio a todos.

No hay comentarios:

De un paseo por los blogs

De un paseo por los blogs